Sogepsa descarta sanciones de la UE por su alianza con Liberbank

Polígono de Bobes, con el terreno a medio urbanizar. //SOGEPSA
Polígono de Bobes, con el terreno a medio urbanizar. / / SOGEPSA

La sociedad decidirá «en semanas» si Sedes urbaniza Bobes

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Ya ha nacido Sogesproa, la sociedad que aglutinará a la empresa público-privada Sogepsa, el Principado, Liberbank y la patronal de la construcción CAC-Asprocon. Esta mañana los socios han constituido el consejo de administración; siguiendo el peso de cada parte, la administración regional dispondrá de tres representantes, el banco dos, habrá un consejero independiente, y otro más por parte de los constructores. «A partir de aquí tenemos que ponernos a funcionar porque las urgencias y las necesidades de poner esto en marcha son obvias y objetivas», ha defendido el consejero de Infraestructuras y presidente de Sogepsa, Fernando Lastra.

El director general de Urbanismo, Juan José Adolfo Fernández Pereiro, ha querido salir al paso de las dudas vertidas desde el PP y Podemos sobre la legalidad de la operación. Ambas formaciones aludían al expediente abierto por la Comisión Europea, quien consideró que la selección directa de constructores asturianos para participar en el accionariado de Sogepsa vulneró los principios de transparencia y libre mercado que deben regir al continente. Cabe matizar que la empresa se constituyó en 1985, esto es, antes de la incorporación de España a la UE. Bruselas en todo caso amenazó con imponer sanciones a menos que el Principado modificara su normativa al respecto y limitara las atribuciones de Sogepsa a la urbanización y venta de los terrenos que ya tiene encomendados. «Yo dentro del ordenamiento jurídico estoy tranquilo porque la Constitución nos ampara», ha replicado Pereiro sobre la legalidad de esta nueva filial denominada Sogesproa. «Es bueno recordar que en os 35 años de Sogepsa solo ha tenido un expediente basado en una denuncia», abundó Fernández Pereiro, que es a su vez consejero delegado de la compañía.

«El expediente de la UE creemos poderlo ver cerrado, afortunadamente, pero la actividad de Sogepsa no puede estar en entredicho ni en el pasado ni en el futuro», instó. Fernández Pereiro recordó el papel que ha tenido la compañía a la hora de urbanizar suelos cedidos por los ayuntamientos para levantar viviendas sociales, «algo de lo que Podemos también puede saber alguna cosa». El director general advirtió en ese sentido que la reactivación de Sogepsa urge porque «hace falta que Asturias no tenga un problema de vivienda pública».

Joel García, presidente de los constructores asturianos, ve en el acuerdo la forma de «desatascar una situación que no podía seguir así». Sogepsa dispone de suelo urbanizado para viviendas pero también de polígonos como el de Bobes (Siero) con un millón de metros cuadrados a medio adecuar. «Es patrimonio de todos los asturianos el suelo que tiene y es buena cosa para el sector», animó el representante de los promotores. La CAC se suma al proyecto para «aportar conocimiento del medio, experiencia», un saber desde el que dijo que «la situación ya ha cambiado, el sector ha salido de la crisis y todo indica que vamos para delante».

Esa ruta pasa por lanzar la urbanización de la primera fase de Bobes, obra que Sogepsa licitó en febrero del pasado año y que tiene paralizada. Solo una constructora se ha interesado por un trabajo que la compañía ofrecía con un mecanismo innovador para su retribución: el pago en especie. Es decir, las facturas las debía asumir el constructor quien, a cambio, recibiría en propiedad parte de las parcelas resultantes. La licitación «sigue abierta dentro de Sogepsa y en las próximas semanas se definirá», apuntó Pereiro. La primera opción es confiar el trabajo efectivamente a Sedes, constructora participada por el Principado y Liberbank, pagándola con la fórmula descrita. La alternativa, si esta vía fracasa, es volver a licitar la obra, esta vez ofreciendo dinero. Dicha solución estaba vetada hasta ahora por la falta de tesorería en Sogepsa, pero el Idepa ha resuelto inyectarle 16,3 millones para culminar el polígono, lo que permite volver a replantear la solución.

 

Fotos

Vídeos