Sogepsa urge su reactivación para evitar «un problema de vivienda social»

A la izquierda, el consejero delegado de Sogepsa, Juan José Fernández Pereiro, y el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, con los representantes de la CAC-Asprocon y Liberbank. / P. LORENZANA
A la izquierda, el consejero delegado de Sogepsa, Juan José Fernández Pereiro, y el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, con los representantes de la CAC-Asprocon y Liberbank. / P. LORENZANA

La licitación del polígono de Bobes se resolverá «en unas semanas». El 31 de enero finalizará una regulación de empleo que no se renovará

RAMÓN MUÑIZ OVIEDO.

Desde su constitución en 1984, la sociedad mixta de gestión y promoción del suelo, Sogepsa, ha convertido 4,1 millones de metros cuadrados de terreno en parcelas arregladas para levantar 23.009 viviendas. De ellas, el 65% eran protegidas. Ese es su currículum en suelo residencial y a él aludió ayer su consejero delegado, Juan José Adolfo Fernández Pereiro, para apremiar la reactivación de la compañía. «Debido al incremento de la actividad, el sector necesita recuperar suelo para la oferta de vivienda pública», dijo. «Hace falta que Asturias no tenga un problema de vivienda pública y social», advirtió. «La situación ha cambiado, el sector ha salido de la crisis, todo indica que vamos hacia adelante», ratificó Joel García, presidente de la patronal de la construcción CAC-Asprocon.

La compañía encadena expedientes de regulación de empleo desde 2017 y se atragantó con una deuda cuyo techo se situó en los 152 millones ese mismo año. Los gastos corrientes, sentencias e intereses terminaron vaciando la caja, al punto de dejarla sin recursos para urbanizar su principal activo, el polígono de Bobes (Siero), un millón de metros cuadrados a medio adecuar. Tras ensayar distintas fórmulas, en las últimas semanas está cuajando una operación de reflotamiento en varias fases. De un lado el Idepa -instituto dependiente de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo- acordó dar un balón de oxígeno de 16,3 millones para rematar la primera fase de Bobes. Del otro, Sogepsa, Liberbank y CAC-Asprocon se unen en una nueva sociedad limitada, Sogesproa, consagrada a la venta de suelos e inmuebles, activos valorados en 191 millones.

Para materializarla, las partes constituyeron ayer el consejo de administración. Ha quedado presidido por el consejero del Principado Fernando Lastra. La Administración dispone de dos asientos más; el banco, de otros dos; la patronal de la construcción, uno, y se incorporará a un consejero independiente. «A partir de aquí tenemos que ponernos a funcionar porque las urgencias y las necesidades de poner esto en marcha son obvias y objetivas», animó Lastra.

PP y Podemos dudan de la legalidad de Sogesproa. Recordaron que la UE abrió un expediente al considerar que en su día Sogepsa eligió a los constructores que forman parte de su accionariado vulnerando la transparencia y libre concurrencia, algo que temen vuelva a ocurrir en esta sociedad. «Yo, dentro del ordenamiento jurídico, estoy tranquilo porque la Constitución nos ampara», descartó Pereiro.

El siguiente paso será resolver la licitación de la primera fase de Bobes «en las próximas semanas». O se confía las obras a la constructora Sedes (participada también por el Principado y Liberbank), en un contrato en el que se la retribuya con parcelas, o se vuelve a convocar un concurso. Gracias al dinero que ha entrado en la caja procedente del Idepa, Sogepsa puede volver a plantearse financiar la urbanización pagando por ella.

En Navidad el consejero delegado indicó a los trabajadores que el 31 de enero concluirá el actual expediente de regulación de empleo, recorte que no se renovará. «No olvidéis que yo soy empleado en excedencia de esta empresa», confió.

 

Fotos

Vídeos