Solo tres de cada diez casos de cáncer oral se detectan en estadios iniciales

L. M.

El cáncer oral es un tumor maligno localizado en la boca y que afecta a cualquiera de sus tejidos. En España se diagnostican alrededor de 7.000 nuevos casos al año y aproximadamente 1.500 personas mueren a causa de esta enfermedad anualmente en nuestro país. En Asturias, la incidencia de cáncer oral es mayor en hombres que en mujeres. La enfermedad presenta más casos localizados en la lengua o el resto de la cavidad oral (encías, mejillas y otros tejidos), y menos incidencia en el labio, según explicó el Colegio de Odontológos y Estomatólogos de Asturias (CODES) coincidiendo con el Día Europeo del Cáncer Oral, que se celebró ayer. Esta patología puede presentar diferentes síntomas: una mancha blanca o roja o un bulto en la cavidad oral, una llaga que no se cura en dos semanas o que sangra con facilidad, dificultad al masticar, tragar o mover la lengua y la mandíbula y adormecimiento de la boca o la lengua. Ante cualquiera de estas señales hay que acudir al dentista, ya que «el diagnóstico precoz es clave para el pronóstico de la enfermedad, ya que favorecerá su curación, minimizando el riesgo de mortalidad». Solo el 25-30% de los casos se detecta en estadios iniciales.