Se repiten los casos de personas rociadas con un spray desde un coche en Asturias

Se repiten los casos de personas rociadas con un spray desde un coche en Asturias

El último suceso se produjo este lunes en Avilés aunque ya hay constancia de casos similares en Siero

ELCOMERCIO.ES

Aumentan los casos de personas que aseguran haber sido rociadas con un spray en Asturias, unos hechos que se repiten prácticamente de la misma manera y de los que ya tienen constancia las fuerzas de seguridad. El último caso se produjo ayer por la tarde en Avilés y algunas víctimas se preguntan ya si se trata de un juego, una apuesto o, sencillamente, una gamberrada.

Según testigos presenciales, un chico y una chica que viajaban por esta zona de Las Meanas de Avilés en un vehículo gris bajaron la ventanilla y rociaron con spray blanco a una mujer que se encontraba en la calle del Doctor Graíño. Además de esta víctima, más personas que se encontraban la zona resultaron alcanzadas después de que el vehículo continuase su marcha tras saltarse un semáforo y arrollase una mochila con ruedas llevada por un hombre que cruzaba la calle junto con un niño. Pero el incidente no finalizó ahí. Los ocupantes, que según los testigos «iban riéndose», prosiguió en su recorrido haciendo extraños movimientos y acelerando y frenando, saltándose un paso de peatones con semáforo y tras casi atropellar a una mujer que iba con un carrito de un niño.

Aunque la Policía Local de Avilés ya tiene conocimiento de los hechos y sabe que el turismo pertenece a una persona residente en Gijón, han sido varios los usuarios de las redes sociales que han manifestado haber vivido situaciones similares. Entre ellos el publicado por Paola Villa en un grupo de Facebook sobre Pola de Siero. Según sus palabras, el pasado sábado se encontraba paseando el perro por la zona del auditorio de la localidad cuando un coche se paró a preguntarle por dónde se iba a Gijón. Fue en el momento en el que se puso a dar explicaciones cuando cuando le echaron un spray color rosa. «Luego me pitó un coche al cual no le hago ni caso. No sé si es un juego», apunta.

Precisamente sobre este comentario surgieron reacciones en las que otros ciudadanos relataban situaciones muy parecidas. Es el caso de Laura Incio, quien aseguró que le había pasado lo mismo en la zona de Les Campes, también en Siero cuando iba con su marido. Otras personas comentaba a raíz de estas experiencias que habían escuchado casos similares o que vieron a un conductor de mediana edad preguntando por alguna dirección y con una actitud extraña.

Por el momento, las fuerzas de seguridad esperan a que los afectados presenten denuncias para practicar diligencias e investigar lo sucedido.

Síguenos en: