El Comercio
Start Innova
Equipos del colegio de la Inmaculada y del Carlos Bousoño se imponen en la I edición de STARTinnova

Equipos del colegio de la Inmaculada y del Carlos Bousoño se imponen en la I edición de STARTinnova

  • Había nervios, alguna duda de última hora y, sobre todo, mucha responsabilidad

La final de la primera edición de STARTinnova, el proyecto de fomento de la cultura emprendedora de ELCOMERCIO.es, suponía el colofón a muchos meses de trabajo y, para la mayoría, la primera vez que había que hablar en público ante un auditorio extenso, que se congregó en el edificio histórico de la Universidad de Oviedo. Diez grupos de estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional de centros de Gijón, Oviedo, Avilés y Boal llegaron a la gran final de esta iniciativa formativa, cuyo objetivo es que jóvenes asturianos descubran lo que supone poner en marcha un negocio, pero que también cuenta con un factor competitivo que añade un aliciente más al aprendizaje.

Tras una difícil deliberación por parte del jurado, que contó con la presencia de Juan Lucas García, de AENOR; Nuria Canel, de Fade; María Cardín, de El Gaitero y Guillermo Pérez Bustamante y Yolanda Álvarez, de la Universidad de Oviedo, el equipo del centro Carlos Bousoño de Boal, apadrinado por Funerarias del Occidente, se alzó con el premio en la categoría de primero de Bachillerato y el grupo ‘MELLA’ del colegio de la Inmaculada de Gijón, apadrinado por el Grupo de Cultura Covadonga, en la de segundo de Bachillerato y Formación Profesional.

Los diez equipos finalistas defendieron sus proyectos en un formato ‘elevator pitch’ o discurso de ascensor, en el que en un breve espacio de tiempo tuvieron que desarrollar su idea, destacar sus cualidades y también responder a las preguntas de los expertos.

STARTinnova llevaba desarrollándose desde octubre 2013 y en él han participado casi dos centenares de personas. Esta iniciativa se basa en una plataforma de ‘e-learning’ que va proponiendo diferentes fases a los participantes, algunas más teóricas y otras más prácticas que llevan a los chicos a conocer qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de poner en marcha una empresa. Entre las tareas que requiere, se encuentra el desarrollo de un plan de negocio que sirvió para decidir cuáles fueron los diez mejores equipos.

La final contó con la presencia de representantes de las entidades que apoyan este proyecto que cuenta con el patrocinio de AENOR, El Gaitero, Caja Rural de Asturias, el Centro Municipal de Empresas de Gijón, la Fundación EDP y FADE y la colaboración de Treelogic, Ascensores Tresa, Zitrón, Hunosa, Imasa, Gestnalón, el Real Grupo de Cultura Covadonga, Funerarias del Occidente, el Centro Europeo de Empresas e Innovación, el Club de la Innovación y la Universidad de Oviedo.