https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-startinnova-desktop.jpg

«Buscamos influir lo menos posible en los alumnos»

«Buscamos influir lo menos posible en los alumnos»

JOSÉ L. GONZÁLEZgijón

El colegio de la Inmaculada Concepción, en Gijón, es uno de los centros que cuentan con experiencia en el programa StartInnova.Una gran experiencia.El pasado año lograron imponerse en la categoría de segundo de Bachillerato yFormaciónProfesional. Esas vivencias de la pasada edición están sirviendo a su profesor, José Luis Villar, para sacar aún más rendimiento a un programa que aprecia por su estructura y contenido.«Siguen avanzando a buen ritmo y ya cuentan con bastantes ideas», afirma.

Participantes

Se trata de un colegio de la Compañía de Jesús que inspira su vida y acción educativa en la visión dinámica de Ignacio de Loyola. Su oferta educativa va desde la educación Primaria hasta el Bachillerato.
Irene Fernández-Guerra, Eduardo Cabero, Ángela Guirado, Emilio Blanco y Guillermo Burón.

Una de las tareas que están desarrollando de cara a lograr los mejores resultados, tanto en la competición como los puramente académicos, es la revisar qué es lo que hicieron sus compañeros el pasado año. «Estamos mirando su presentación para aprender», señala.

Los alumnos, que ya han planteado muchas ideas de negocio, parecen estar centrados en el comercio por internet, un campo que están explorando para plantear su propuesta de negocio.

En este punto, su profesor, José Luis Villar, ha preferido mantenerse un poco al margen, para tratar de «influir lo menos posible» en la elección final que hagan los estudiantes de su idea de negocio.

El objetivo, tanto de los alumnos como del profesor, es que este grupo de cinco estudiantes pueda meterse en la final de StartInnova al igual que hicieron sus compañeros en la edición que se desarrolló el pasado año, lo que sería ya de por sí un premio a un trabajo desarrollado durante meses.