https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-startinnova-desktop.jpg

«Es más fácil que aprendan así que con un plan de empresa»

Los alumnos en el centro. /
Los alumnos en el centro.

JOSÉ L. GONZÁLEZgijón

El IES El Batán, de Mieres, cuenta con enseñanzas de Bachiller y FormaciónProfesional. En ambos casos los profesores de Economía han decidido sumarse al proyecto de StartInnova por idénticas razones:«Es más fácil que aprendan así que con un plan de empresa», reconoce Paz Fernández, profesora de FP.

Participantes

El Instituto de Educación Secundaria EL BATÁN se encuentra situado en la ciudad de Mieres, a veinte kilómetros de Oviedo. Comenzó a funcionar en el curso 1996-1997 y ofrece enseñanzas de Enseñanza Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional.
Grupo 1: Ana Alba García, Úrsula García, Jennifer González, Rocío Fernández, Daniela Stoican y Nerea Collantes. Grupo 2: Beatriz de la Fuente, Aramar Folgueira, Natalia Moreiras y Nerea Álvarez. Grupo 3: Sheyla Barragán, Covadonga Menéndez, Karolina Pozniak, Bárbara Suárez, Claudia Rey, Natalia Józwicka y María Fernández. Grupo 4: Alba Cosío, Sara Canal, Alejandro González, Laura Navia y Elisa Haces. Grupo 5: Ángeles Álvarez García, Sandra Caso, Marta López, Cristóbal Martínez y Paula Fernández.

Su experiencia con este proyecto educativo está resultando positiva, aunque le gustaría que fuese «más participativo. El programa me encanta, porque coincide con la materia, aunque si ellas hacen la formación solas les resulta un poco pesado», reconoce. No obstante, señala que sus alumnas ya trabajan sobre los proyectos empresariales. «Acerca muy bien la metodología».

Para los alumnos de Bachiller la experiencia también está resultando interesante, como explica su profesora, Ángeles Luengo, quien destaca la importancia de que se vayan familiarizando con el vocabulario propio de la economía. «Ellos están empezando a conocer los términos propios de la economía y este programa les va muy bien para ver los cauces del emprendimiento y conocer el vocabulario propio. Viene muy bien como introducción al segundo curso de Bachiller», explicó.

El gran problema que se está encontrando esta profesora es el tiempo. Lo apretado de la agenda lectiva les está dejando poco espacio para desarrollar el programa.«Robamos huecos para poder hacer la formación, pero les está resultando muy interesante», señala.

De lo que poco sabe aún Ángeles Luengo es de los proyectos que sus alumnos pretenden desarrollar en la última fase de este programa formativo orientado como concurso.Y no porque sus alumnos no hayan puesto aún sus mentes a caminar, sino porque esta profesora prefiere «no oír sus ideas» hasta que no llegue el momento de ponerlas en marcha.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos