https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-startinnova-desktop.jpg

Ascensores Tresa: 10.000 metros cuadrados para los ascensores del futuro

Uno de los ascensores que fabrica Tresa /E. C.
Uno de los ascensores que fabrica Tresa / E. C.

Fundada en 1983 como una pequeña empresa de mantenimiento de ascensores, solo el interés por mejorar, investigar, desarrollar nuevos productos, modernizarse o renovar su catálogo, ha podido llevar a esta compañía familiar asturiana a estar presente en más de medio centenar de países.

SANDRA S. FERRERÍA

Innovar es una de las palabras claves que marcan el devenir de Ascensores Tresa. A día de hoy, esa innovación es el motor de sus ascensores y de la compañía. La empresa está a punto de dar uno de los pasos más importantes de su historia: dejar su actual sede central en Porceyo, que ocupan desde hace casi dos décadas, para trasladarse a una nueva fábrica situada en el polígono de Lloreda.

En total serán más de 10.000 metros cuadrados en los que investigar, desarrollar y crear los ascensores del futuro. La nueva fábrica será más eficiente y contará con la norma ISO 14.000, que marcará sus esfuerzos medioambientales y que medirá la actuación en este ámbito de Ascensores Tresa. La empresa apuesta, además, por un mayor ahorro energético, con la instalación de paneles solares. La nueva sede supondrá más superficie de trabajo pero también una mejora de los procesos productivos. Asimismo, se optimizará la calidad, sobre todo porque permitirá la fabricación para nuevos mercados y para proyectos con requerimientos especiales, lo que al final redunda en la mejora de todos los productos, gracias al esfuerzo que estas nuevas fabricaciones requieren en I+D+i. Contará también con nueva maquinaria, lo que también mejorará la productividad.

Antes de su traslado a la nueva factoría de Tresa, habrá novedades de innovación en la empresa. En concreto, están trabajando ya en una nueva maniobra –la parte eléctrica del ascensor– que reducirá el consumo y que contará con los más altos estándares de eficiencia energética. Esta nueva maniobra aportará funcionalidades mejoradas, como la conectividad con acceso remoto a los ascensores en cualquier parte del mundo. El departamento de I+D+i de la compañía trabaja con organismos de primer nivel del sector para implementar el uso de la tecnología IOT –internet de las cosas–, para el mantenimiento del ascensor.

Comprometidos con ofrecer el mejor servicio a sus clientes, ascensores Tresa se encarga del mantenimiento de más de 6.000 equipos en diversas regiones españolas. En su esfuerzo por la mejora diaria y gracias al trabajo del equipo de I+D+i de la empresa, han logrado un diseño optimizado de cara al desarrollo de un proceso de montaje sencillo y rápido.