https://static.elcomercio.es/www/menu/img/asturias-startinnova-desktop.jpg

FADE: Talleres de educación financiera para mujeres y jóvenes del mundo rural

La directora territorial de Banca de Empresas de Liberbank en Asturias, Mónica Outeiral, saluda a la videpresidenta de Fade, María Calvo. /E.C.
La directora territorial de Banca de Empresas de Liberbank en Asturias, Mónica Outeiral, saluda a la videpresidenta de Fade, María Calvo. / E.C.

Fade y Liberbank ponen en marcha un proyecto para promocionar el emprendimiento , de vital importancia para el desarrollo de Asturias

SANDRA. S. FERRERÍA

La Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y Liberbank han puesto en marcha un programa de talleres de educación financiera y promoción del emprendimiento, dirigido prioritariamente a las mujeres y los jóvenes del medio rural. Así lo acordaron ambas entidades en un convenio de colaboración para la educación financiera cuyas acciones cuentan con la financiación y patrocinio de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).

Mónica Outeiral, directora territorial de Banca de Empresas de Liberbank en Asturias, enmarcó este acuerdo en el compromiso que la entidad tiene desde hace años con los objetivos y principios de la educación financiera, un compromiso que adquirió en 2013 con su adhesión, a través de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), al Plan Nacional de Educación Financiera.

Según destacó la vicepresidenta de la patronal, María Calvo, «este programa aborda de una forma práctica y útil tres aspectos que en Fade consideramos de vital importancia en el desarrollo económico de Asturias: la educación financiera, el emprendimiento femenino y su focalización en el medio rural».

Este tipo de actividades cobra singular interés en estos momentos, con Asturias recién elegida por el Comité de las Regiones como Región Emprendedora Europea 2019.

Los talleres comenzaron el pasado mes de diciembre con un acto de presentación celebrado en la oficina principal de Liberbank en Oviedo, continuaron en Cangas de Onís (enero) y Cangas del Narcea (febrero), y culminarán con el que tendrá lugar en Luarca el próximo 27 de marzo.

La educación financiera es un asunto al que Fade ha dedicado diversas jornadas y campañas de sensibilización, desde el convencimiento del papel fundamental que una buena cultura financiera tiene en el aumento de las probabilidades de éxito de los emprendedores.

Y es un aspecto en el que hay un amplio margen de mejora. No solo entre los emprendedores, sino entre los propios empresarios. En Fade se detectó hace tiempo una necesidad acuciante de programas de educación o formación financiera para empresarios de pequeñas y medianas empresas, muy especialmente cuando afrontan procesos de crecimiento y expansión. Normalmente, los programas de educación financiera se orientan hacia el usuario de servicios personales, dando por hecho que las empresas suelen contar con profesionales cualificados que se encargan de la gestión, lo que, en el caso de las pymes, no siempre ocurre.

El conocimiento financiero representa un intangible que permite a las empresas conseguir y mantener ventajas competitivas sostenibles a medio y largo plazo.

La patronal ha hecho bandera del acceso de la mujer al mundo empresarial, dedicándole una mesa de trabajo específica, que ha sido muy activa en este primer año de la nueva ejecutiva de la federación, trabajando en diferentes campos como el de la valoración del impacto de las políticas de igualdad de género en los resultados económicos de la empresa; la conciliación; la igualdad de oportunidades en los planes de formación de la empresa; la integración de la perspectiva de género en el ámbito preventivo; el emprendimiento y liderazgo femenino; y el fomento del acceso de la mujer a puestos directivos, entre otros, siempre desde el objetivo estratégico de la igualdad como fuente de mejora de la competitividad.

De ahí la apuesta de Fade por este programa de educación financiera, que puede facilitar el autoempleo y la creación de empresas por parte de las mujeres, fomentando la mejora en el proceso de desarrollo de un proyecto laboral, económico y personal.

Fade viene apoyando la iniciativa STARTinnova desde su puesta en marcha, apoyo que reconoce y aplaude la apuesta del diario EL COMERCIO por el fomento de la iniciativa empresarial entre los jóvenes. Como refleja la federación en su documento '22 acciones ineludibles para el progreso de Asturias', la nuestra ha venido siendo una de las regiones con mayor déficit en cultura emprendedora. Y, también, uno de los territorios donde más se ha trabajado en este ámbito desde la escuela para cambiarlo.

Pero lo que fue un cambio necesario e innovador hace décadas, ahora se queda escaso y necesita seguir dando pasos en este sentido. Asturias necesita llevar a los y a las empresarias a las aulas. Emprender es una forma de vida, una manera de comprender y crecer profesionalmente.

Algo que se puede aprender, que se necesita transformar y mejorar desde lo más abajo. Emprender requiere de capacidades trasversales que todo profesional tiene que incorporar, independientemente de que trabaje por cuenta propia o ajena.

Como indican las principales multinacionales que se localizan en España: «Es esencial transmitir desde las instituciones educativas la imagen real del empresario y el papel de la empresa en el desarrollo económico y social del país. Así como garantizar la transmisión de valores (cultura del emprendimiento y el esfuerzo, responsabilidad...) y competencias profesionales (capacidad de trabajar de forma autónoma, en equipo, iniciativa, eficiencia, bilingüismo...) para desenvolverse en la sociedad y en la empresa».

El programa STARTinnova incide de forma decisiva en este aspecto, al que el documento dedica una acción específica. En concreto, Fade propone una estrategia de actuación público-privada que, de forma coordinada, y con objetivos ambiciosos, fomente los valores del emprendimiento, el esfuerzo, la resiliencia al riesgo, y la formación continua permanente.

Así, se defiende que desde las aulas, deberían abordarse los valores y la cultura emprendedora al menos durante dos horas a la semana hasta finalizar la Educación Secundaria, con una visión de Asturias de largo plazo, asumida y divulgada.

LA ENTIDAD

La Federación Asturiana de Empresarios nació en junio de 1977 cuando una treintena de asociaciones empresariales la fundó en Oviedo como expresión de la necesidad asociativa que sentía el empresariado. Hoy pertenecen a Fade 81 asociaciones sectoriales y territoriales y las 65 grandes compañías radicadas en Asturias.