Suatea rechaza la colocación de cámaras de videoviglancia en las aulas

M. M.GIJÓN.

«Una medida desproporcionada, de dudosa legalidad y carente de rigor, que además elude ir a la raíz del problema». Así ha reaccionado el Sindicato Unitario y Autónomo de Trabajadores de la Enseñanza de Asturias (Suatea) a la recomendación de la Fiscalía General del Estado de hacer extensiva la utilización de videovigilancia en las aulas. Una propuesta que viene recogida en la Memoria del Ministerio Público del 2018 para combatir el aumento de la violencia machista y de las agresiones sexuales protagonizadas por menores en los centros educativos.

Desde Suatea se remarca que una solución de este tipo, instalar cámaras en aulas y despachos de los centros escolares, «entra en conflicto directo con el derecho a la intimidad».

Como alternativa al incremento de la vigilancia mediante cámaras, el sindicato ha apuntado la necesidad de dotar al profesorado de recursos, herramientas y condiciones laborales adecuadas. Asimismo, desde el sindicato de enseñanza reclaman formación en contenidos sobre el ámbito afectivo-sexual, «cuestión cada vez más negada por las distintas administraciones educativas».