Superadas por primera vez las 3.000 denuncias por malos tratos

La violencia machista creció en Asturias esta legislatura, con un 22% más de mujeres con protección policial y nueve feminicidios

CH. TUYA GIJÓN.

Sonia Meléndez, Felicidad Plácido, Isabel Márquez, Silvia Hernández, Ascensión Amores, Karla Pérez, Paz Fernández, Mabel Fuente y Yésica Menéndez. El nexo conductor de estas nueve mujeres es doble: todas son asturianas y todas fueron asesinadas por sus parejas o ex en la legislatura que acaba. Nueve feminicidios que elevan a 27 los registrados en Asturias o a asturianas (la ovetense Karla Pérez fue asesinada por el padre de su hijo en Melilla) desde 2003, cuando comenzó la estadística oficial de víctimas mortales de la violencia machista.

El informe 'Situación Mujeres y Hombres en Asturias 2019', elaborado por el Observatorio de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, dependiente del Instituto Asturiano de la Mujer, también señala que en los dos últimos años se incrementó el número de mujeres con protección policial un 22%, hasta llegar a 1.315, y que la legislatura se cierra con récord en denuncias por maltrato: por primera vez, en 2018 se superaron las 3.000: hubo 3.109.

Apunta la autora, María José Álvarez, que hay un evidente «aumento de la violencia de género en Asturias en los dos últimos años» y resalta el hecho de que «en 2018 las denuncias se incrementaron un 8,7%, el 17% interpuestas por extranjeras, así como la media de denuncias por víctima: pasó de 1,08 a 1,14».

No obstante el aumento en la cifra, la directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto, lo tiene claro: «la tasa oculta de maltrato es muy elevada». Como prueba, lo que indican las denuncias. La inmensa mayoría llegan con un atestado policial, (64,7%), o, directamente, por la policía (17,4%) o por los partes médicos (13,6%). Las presentadas directamente por la víctima «fueron el 1,25% del total» y, por su entorno, la tasa es aún inferior: «Solo hubo cinco denuncias presentadas directamente por familiares, el 0,16%».

El resto de cifras de la violencia machista indican un crecimiento del 20% de las mujeres con protección telemática, el aumento de usuarias de la Red de Acogida, que llegó a rozar su ocupación total, y la mejora de las órdenes de protección, que ya superan la media estatal.