La térmica de Aboño es la segunda que más produce

En CO2 existe un mundo aparte. Es el de los grandes productores, 14.000 instalaciones y empresas con permiso para acudir al comercio de derechos de emisión de la UE. Es decir, pagan por la tonelada liberada de más, en un mercado cuyos precios se vienen disparando. Sobre estos grandes productores hay una mayor presión e información actualizada a nivel comunitario. Hace unas semanas la Comisión Europea detalló ya los resultados de 2018.

En ellos la térmica de Aboño se sitúa como la segunda instalación que más gas de efecto invernadero libera en España, si bien con una reducción del 13,6% respecto a 2017. De la planta dependen unos 135 empleados de EdP y parte de los tráficos de carbón de El Musel. Sus emisiones triplican a la de todos los aviones de Vueling juntos.