Asturias se despide del buen tiempo

Los gijoneses aprovecharon el buen tiempo para acercarse a la playa./Jorge Peteiro
Los gijoneses aprovecharon el buen tiempo para acercarse a la playa. / Jorge Peteiro

El domingo llegará un frente frío «bastante activo» que dejará intensas lluvias y desplomará las temperaturas | La previsión de vientos de más de 90 kilómetros por hora activa el aviso amarillo para el domingo en Cordillera y Picos de Europa

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Asturias registró este viernes unas temperaturas impropias de esta época del año. Los termómetros superaron con mucho los veinte grados en numerosos puntos del Principdo, donde incluso se han registrado valores por encima de los 27 (Pola de Somiedo). Estas altas temperaturas han llenado playas, terrazas y parques con personas decididas a aprovechar los últimos días de un verano que, oficialmente, terminó hace tres semanas. Y es que «este fin de semana será el último del año con temperaturas tan altas», señaló el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, que adelantó que el domingo llegará un frente frío «bastante activo» que hará que el tiempo cambie de forma drástica.

La previsión para este sábado, 12 de octubre, en la región contempla un ligero repunte del mercurio (Oviedo, Gijón y Avilés tendrán máximas de 23 grados, aunque se esperan valores superiores a los 25 en varias localidades) y cielos, en general, poco nubosos. No obstante, no se descarta «algún chubasco aislado y ocasional» en la Cordillera ni episodios tormentosos en el Suroccidente. Serán los primeros indicios de la llegada de un frente que será evidente a partir del domingo y que dejará lluvias localmente fuertes o persistentes en Galicia y Asturias, donde pueden registrarse hasta 40 litros por metro cuadrado en 12 horas. Además, en Cordillera y Picos de Europa estará activo el aviso amarillo por vientos que pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora.

Este «importante cambio», que se extenderá al resto del Cantábrico y a la Meseta norte a medida que avancen las horas, irá acompañado de un descenso brusco de las temperaturas, sobre todo, a partir del lunes, «cuando las máximas descenderán entre seis y ocho grados en prácticamente todo el país». Para Del Campo, con esta bajada, que en ningún caso dejará frío acusado, las temperaturas se «normalizan», ya que son muy elevadas para esta época del año.

Nuevo frente a mitad de semana

A partir del lunes, el otoño será una realidad. Las lluvias intensas continuarán en Galicia y las comunidades cantábricas y se extenderán a zonas como Madrid, Extremadura, oeste de Castilla y León y Castilla La Mancha, zonas en las que desde el pasado episodio de la DANA, apenas ha caído una sola gota, ha observado el portavoz de Aemet. Para el resto de la semana existe aún «bastante incertidumbre», aunque no se descartan lluvias en cualquier zona de la península y de las Islas Baleares el martes y el miércoles.

En este punto, el meteorólogo ha resaltado la alta probabilidad de que un nuevo sistema frontal afecte durante el jueves al noroeste peninsular con precipitaciones en Galicia, que se extenderán durante los días siguientes al resto de los territorios del norte peninsular.

Más información