La llegada de un frente frío desplomará los termómetros en Asturias

Un grupo de bañistas disfruta de una de las playas de Gijón./Aurelio Flórez
Un grupo de bañistas disfruta de una de las playas de Gijón. / Aurelio Flórez

Precipitaciones «abundantes» y temperaturas con valores inferiores a los habituales en esta época marcarán el fin de semana en el Principado | La costa oriental estará en aviso amarillo este sábado por fuerte oleaje

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Este más que largo veranillo de San Miguel llega a su fin. Las altas temperaturas que en estos primeros días del otoño han permitido a muchos seguir disfrutando de las playas de Asturias se acaban y tras un viernes que ha registrados valores cercanos a los 27 grados en lugares como Cangas del Narcea, Salas o Somiedo, llega un fin de semana marcado por un acusado descenso de las temperaturas. En algunos puntos, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), esa desplome puede rondar los diez grados.

Esta nueva situación se debe a la llegada de un frente frío asociado a una borrasca atlántica que dejará precipitaciones «especialmente abundantes en el Cantábrico» y «producirá un descenso térmico casi generalizado que comenzará el sábado por el noroeste y afectará a casi toda la Península y Baleares el domingo». Esta bajada de temperaturas, concreta la Aemet, «será notable en el centro e interior del norte peninsular, alcanzándose valores por debajo de los habituales en la mitad norte peninsular, especialmente en el Cantábrico, Alto Ebro y Pirineo Occidental, donde el descenso será extraordinario».

De acuerdo a las previsiones para Asturias, este sábado las máximas apenas superarán los veinte grados y solo será en algunos puntos de costa como Gijón y Avilés. En cuanto a las mínimas, ya se anuncian valores propios del invierno, como los siete grados estimados para Cangas del Narcea. Además, entre las 12 y las 18 horas, estará activo el aviso amarillo por fenómenos costeros en el litoral oriental. Asimismo, este primer episodio de tiempo otoñal situará la cota de nieve en torno a los 1.600 - 1.800 metros.

La inestabilidad continuará al inicio de la próxima semana. El lunes seguirán las precipitaciones y no se descartan episodios tormentosos. Con respecto a la segunda mitad de la semana, la Aemet admite que hay «mucha incertidumbre», aunque lo más probable es que llegue un nuevo frente atlántico que dejará lluvias, sobre todo en Galicia, Asturias, puntos del oeste de Castilla y León y norte de Extremadura. En cuanto a las temperturas, el lunes se registrarán valores por debajo de los habituales en bastantes zonas que tenderán a recuperarse a partir del martes.

Más información

 

Fotos

Vídeos