El tiempo en Asturias: una semana de lluvia y temperaturas «realmente frías»

Una mujer camina bajo la lluvia en Gijón./Aurelio Flórez
Una mujer camina bajo la lluvia en Gijón. / Aurelio Flórez

Vientos procedentes del Atlántico norte desplomarán los termómetros, que registrarán valores inferiores a los habituales en esta época del año

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Temperaturas «realmente frías», heladas en zonas de montaña y nieve a partir de los 1.200 - 1.300 metros. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para los próximos días en la mitad norte del país dista mucho del ambiente soleado y cálido que asociamos al mes de junio. Y es que la llegada de vientos fríos procedentes del Atlántico norte desplomarán el mercurio hasta quedar por debajo de los siete y hasta de los cinco grados por la noche, valores mucho menores de los habituales para esta época del año.

La situación se agudizará a partir de mañana. En Asturias tendremos un martes de cielos cubiertos y precipitaciones generalizadas durante la primera mitad del día, que serán en forma de nieve a partir de los 1.200 metros. Esta situación se verá favorecida por un desplome de los termómetros de «hasta ocho grados» en toda la mitad norte y centro peninsular. Así, la Aemet avanza que el mercurio oscilará mañana entre los 17 y los 10 grados en Avilés, entre los 17 y los 11 en Gijón y entre los 16 y los 9 en Oviedo.

Para el miércoles se prevén lluvias en el extremo norte del país, «pero serán más débiles que en la jornada anterior», ha comentado Del Campo, quien ha señalado que la cota de nieve irá subiendo, aunque seguirá presente en las cimas del Cantábrico. Y es que seguirá el frío: «Las mínimas estarán entre 5 y 10 grados centígrados por debajo de lo normal para estas fechas y las máximas subirán en la mitad norte, aunque estarán por debajo de lo normal, entre 3 y 5 grados centígrados», ha precisado.

El jueves persistirá la inestabilidad en el extremo norte, pero a partir del viernes, la situación podría estabilizarse y las temperaturas comenzarán a subir, para aproximarse a los valores propios de la época.

Más información