Una bolsa de aire frío pone fin a tres días de verano y trae 48 horas de lluvia

Termómetro en la playa de El Arbeyal. / ARNALDO GARCÍA
Termómetro en la playa de El Arbeyal. / ARNALDO GARCÍA

Mieres superó ayer los 28 grados, la temperatura más alta de la región, pero hoy se prevén bancos de niebla en la costa y chubascos en el interior

CHELO TUYA GIJÓN.

«Hemos disfrutado de tres días de tiempo veraniego con sol radiante. De nuevo vuelve la nubosidad y la lluvia debido a la presencia hoy y mañana de un embolsamiento de aire frío en altura que hará que se desarrollen las nubes de evolución diurna, por calentamiento solar, y se produzcan chubascos». El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Asturias, Ángel J. Gómez, delegado territorial de la Aemet en Asturias, explicó así el motivo al fin del primer periodo verdaderamente veraniego en Asturias.

Tras una primavera inusualmente fría y lluviosa, el inicio del verano no estuvo acompañado de las temperaturas previsibles. Ayer, sin embargo, Mieres superó los 28 grados, con lo que se convirtió en el punto más cálido de la región. Seguida de Amieva e Ibias (27), Oviedo y Somiedo (26,3), Gijón (26,2 en el campus, 25,6 en El Musel), Felechosa (26) y Llanes (25,9).

Más información

Depresión sobre el Atlántico

Algo que no se repetirá hoy. Las máximas que se esperan en la región no pasarán de los 25 grados, con mínimas inferiores a las de días anteriores. «Para hoy esperamos chubascos, más frecuentes en la zona Suroccidental, cordillera y Picos de Europa, donde irán acompañados de tormentas», explica el delegado de la Aemet en Asturias, mientras que para mañana «habrá chubascos por la tarde que localmente pueden ir acompañados de tormentas, más frecuentes e intensos en Picos de Europa y el resto de la cordillera».

A partir de ahí, «el aire en altura ya será menos frío, y esperamos que los chubascos se restrinjan al sur de Asturias», aunque precisa Ángel J. Gómez que «la presencia de una depresión aislada en niveles altos sobre el océano Atlántico al oeste de la Península a partir del viernes, hace que la predicción para los días posteriores sea más incierta de lo habitual para este alcance temporal». El verano se hace esperar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos