Los tiempos del carburo, escala y mono de paño

A sus 58 años y con más de cuatro décadas de experiencia, Javier de Felipe lleva con humor que le llamen 'el abuelo' de los espeleólogos asturianos. Le tocó vivir los tiempos «del carburo, la escala de tubos y el mono de paño». Entonces «aprendías de la experiencia de los demás» y se exploraba «con otros ojos y otros medios. No había leds para ver posibles pasos o taladros de batería que hoy te hacen avanzar muy rápido». Sonríe al responder en cuántas cuevas habrá entrado: «Nunca las conté, pero en cientos, miles de veces. En la misma pude estar más de cien veces y aún me quedan muchas a las que ni entraré. ¿Descubrimientos? Llevar cuatro años en una cueva y encontrar por dónde sigue ya vale la pena».