«Estuve tres años, un mes y ocho días en lista de espera para operarme de cadera»

Jorge Estrada esperó 1.133 días para entrar en quirófano. / E. C.
Jorge Estrada esperó 1.133 días para entrar en quirófano. / E. C.

Jorge Estrada denuncia la elevada demora que acumuló tras rechazar ser derivado a un hospital alternativo al HUCA

LUCÍA R. LORENZOOVIEDO.

«Estuve tres años, un mes y ocho días en lista de espera para operarme en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de una prótesis total de cadera derecha». Jorge Estrada, ovetense de 58 años, denuncia la elevada demora que acumuló para entrar en quirófano tras haber rechazado ser intervenido en el Hospital de Cruz Roja en Gijón. «Me negué y me hicieron la famosa trampa de sacarme de la lista de espera estructural para pasarme a la no estructural». No conforme con esta situación, remitió escritos al gerente del Área Sanitaria IV, a la gerencia del Servicio de Salud del Principado (Sespa) y a la Consejería de Sanidad. En las respuestas que recibió se hacía constar que, al rechazar la derivación, quedaba sin efecto «la garantía de tiempo máximo de acceso».

Cuando llevaba un año en lista de espera, recurrió a la plataforma en defensa de la sanidad pública y a la de Stop listas de espera para «obtener la información que el Gobierno del Principado no me daba». Estrada fue de los primeros en presentar una reclamación tras la entrada en vigor del decreto sobre garantía de tiempo máximo de acceso a las prestaciones sanitarias, en noviembre de 2018.

Finalmente, consiguió ser intervenido en el HUCA el pasado 28 de mayo. Tras 1.133 días de espera en los que «padecí dolores y perdí calidad de vida. Me pasé tres años tomando 200 miligramos de opiáceos al día, lo que me provocó síndrome de abstinencia», lamenta.