Tres encapuchados asaltan a tiros una casa en Villaviciosa

La vivienda asaltada el miércoles pasado en Niévares, situada en el alto de un monte. /
La vivienda asaltada el miércoles pasado en Niévares, situada en el alto de un monte.

Amenazaron al propietario cuando se disponía a salir con su coche y dispararon en el momento en que su mujer, que estaba dentro de la vivienda, intentó pedir ayuda

ELENA RODRÍGUEZ NIÉVARES.

Sobrecogidos y muy preocupados. Así están los más de sesenta vecinos de la parroquia maliaya de Niévares, después del suceso ocurrido el pasado miércoles a las cinco de la tarde. Según fuentes de la Guardia Civil -cuerpo que está investigando el caso-, tres encapuchados se presentaron anteayer en la casa de un matrimonio de mediana edad y situada en el monte. El marido se disponía a salir de la vivienda en coche, cuando los hombres, armados con una pistola, lo pararon e interceptaron para que les diera dinero. Su mujer -que en ese momento se encontraba en la finca jugando con los perros- observó la escena y fue a refugiarse al interior de la casa para llamar de inmediato a los agentes de la Benemérita.

Al percatarse de que iba a pedir auxilio, los encapuchados dispararon varios tiros con el ánimo de intimidarla. Después, huyeron del lugar haciendo uso de una de las furgonetas del matrimonio, que abandonaron unos metros más adelante para subirse, según los vecinos, a un coche negro que habían dejado en la carretera, junto a la fuente.

Más información

«En cuarenta años que llevo viviendo aquí nunca vi nada semejante. Siempre ha sido un pueblo muy tranquilo en el que daba gloria estar.... Hasta que se acabó la gloria», señalaba ayer Belén Vega, aún muy impactada por el terrible suceso, al igual que su marido, Miguel Solares. Y, como ellos, todos los demás residentes. «¿No incrementaron las patrullas en Quintes y Quintueles por robos? Pues aquí deberían hacer lo mismo», señalaban. «Éste es un pueblo donde las viviendas están muy desperdigadas». En el momento del asalto, los vecinos más próximos, camino abajo, no se encontraban en casa.

Otra vivienda hace una semana

El tiroteo ha acrecentado su preocupación cuando, además, hace solo una semana, también en Niévares, la vivienda de otro matrimonio fue asaltada. Sucedió el miércoles 31 de octubre, sobre la una de la tarde, cuando los propietarios habían bajado a Villaviciosa (a unos ocho kilómetros) para hacer recados. En aquel momento, los asaltantes se dirigieron a la parte delantera de la casa y quitaron un cristal de la ventana de la cocina para entrar. «No revolvieron nada y se dirigieron directamente a la habitación matrimonial. En concreto, a mi sinfonier», explica la propietaria. «De allí se llevaron bisutería, alhajas de plata, unos pendientes de oro, un reloj y una máquina de fotos, además de sesenta euros en metálico». Será el perito quien calcule el valor de lo sustraído, pero la dueña -que prefiere guardar el anonimato- cree que podría ascender a mil euros.

«En cualquier caso, no es tanto el valor económico como que eran regalos de mis hijos, de mi marido... Fastidian tu intimidad». Nada más llegar a casa, ya se percató de que los ladrones habían entrado. «Tenían el lugar muy bien estudiado y el susto que nos hemos llevado es muy gordo. En treinta años que llevamos viviendo aquí no había ocurrido nada parecido».

Una de sus vecinas vio pasar a un automóvil blanco a toda velocidad. «Nosotros mismos -dijo la dueña- nos cruzamos con un coche igual. Había dos chicos dentro. Uno, hablando por el móvil. Seguro que para advertir de que salíamos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos