La Unión de Consumidores pide a la Fiscalía que proteja los derechos de usuarios de Feve

Tren de Feve en la estación de Moreda./J. M. Pardo
Tren de Feve en la estación de Moreda. / J. M. Pardo

La situación en los servicios de Cercanías de Asturias «es insostenible y los usuarios ya sufren hasta vejación de sus derechos», recalca Dacio Alonso

EUROPA PRESS

El presidente de la Unión de Consumidores, UCE Asturias, Dacio Alonso, ha indicado que trabajan ya una denuncia para que intervenga la Fiscalía para amparar los derechos de los ciudadanos ante lo que está ocurriendo con servicios ofertados y no prestados por la antigua Feve, ahora Renfe.

En rueda de prensa, Alonso ha indicado que a diario son miles los usuarios que se quedan tirados en los apeaderos sin recibir ni una sola explicación por parte de nadie, una situación que si no se interviene va ir a peor y ha exigido al presidente asturiano que obligue a comparecer en Asturias al presidente de Renfe, para que «de la cara y explique a los usuarios que está pasando». «Lo que está pasando en la antigua Feve no solo requiere una explicación sino que requiere ya una intervención pública», ha indicado Alonso que ha asegurado que la situación «es ya insostenible y los usuarios ya sufren hasta vejación de sus derechos».

Alonso ha recordado que hace ya tres años, en julio de 2016, la UCE ya presentó denuncia ante Fomento y a día de hoy «no tenemos conocimiento alguno de lo que ha pasado con esa denuncia. Ha añadido que en noviembre de 2018 presentaban una segunda denuncia en la que se pedía ya la retirada cautelar de la licencia a Feve para operar por todo lo que estaba ocurriendo y que fuese el propio Ministerio quien gestionase la misma de manera provisional. »Creemos que todo esto que está pasando desde hace años requiere ya la ineludible intervención de la Fiscalía«, ha manifestado el presidente de los Consumidores.

Pero para la UCE estas cosas «no ocurren por casualidad» y a su juicio lo que está ocurriendo viene de atrás, de las acciones que se han llevado a cabo para llevar a Renfe a la marginalidad, siendo su competidor en carretera, Alsa, el mayor beneficiario de todo ello.

«Nada es casualidad, todo responde a actos de temeridad y prevaricación, eso si, con un único beneficiario que es Alsa», ha insistido Alonso, que ha destacado que «es necesario que todo esto se investigue».

Dacio Alonso ha indicado que los usuarios deben seguir reclamando, aunque se encuentren desesperados ante el mal funcionamiento del servicio. Y es que ha indicado que es un servicio tan deteriorado y desprestigiado que incluso hay líneas en las que la gente sabe que puede ir sin pagar. «Así está este servicio», ha explicado Dacio Alonso que ha indicado que esta semana «hubo unas 1.500 cancelaciones de trenes y las quejas recibidas son desbordantes».

En contexto