El rector reclama al Principado una financiación «urgente» y que reduzca de burocracia

El rector, Santiago García Granda, ante un sonriente presidente Adrián Barbón. / PABLO LORENZANA
El rector, Santiago García Granda, ante un sonriente presidente Adrián Barbón. / PABLO LORENZANA

García Granda matiza que la propuesta de Gijón «no es exactamente una titulación de Bellas Artes» y la ve diferente a la que sugiere Oviedo

R. MUÑIZ / J. L. RUIZOVIEDO / GIJÓN.

Tan importante como tener dinero es eliminar las trabajas burocráticas que retrasan su utilización. Ese es el mensaje que el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, trasladó al presidente del Principado, Adrián Barbón, en su primer encuentro oficial. «Él tiene la intención de subir al 2% del PIB la financiación de investigación, me parece una meta difícilmente alcanzable en Asturias, pero si conseguimos la mitad de ese objetivo a corto plazo ya estaríamos muy bien», explicó García Granda antes de la cita.

«A mí lo que me interesa es ser ágil en la gestión, que tengamos el apoyo del Gobierno para nuestras ofertas públicas de empleo, para los planes de investigación y que su gestión sea más ágil aunque no haya más dinero», expuso. «Que no nos pongan trabas nos ayudaría muchísimo y daría estabilidad; si encima tenemos más fondos y los hacemos estables en el tiempo nos daría una situación mucho mejor de la que tenemos hasta ahora», explicó a los medios de comunicación antes de entrar en la sede de Presidencia.

Después del encuentro, García Granda recalcó que, además de suprimir corsés burocráticos, la Universidad de Oviedo precisa un programa de financiación «urgente». Además del erario autonómico, el rector abundó en que la institución debe perseguir las ayudas europeas para dejar atrás la «situación tan precaria» que padece.

Asimismo, rector y presidente acordaron cómo encarar el nuevo Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación que Barbón tiene entre sus objetivos. Horas después, en una visita a la Feria Internacional de Muestras el rector aprovechó para hacer un aparte y estrechar lazos con Borja Sánchez, consejero de Ciencia, Innovación y Universidad.

García Granda confirmó que a principios de septiembre presentará de forma oficial el nuevo plan de titulaciones en el que, además de nuevos estudios, habrá reforma de los actuales. «Estamos sobre todo con los grados dobles; es donde intentaremos actuar con las titulaciones que tienen poca demanda», avanzó. «Nos están funcionando bien las dobles titulaciones», dijo. En Mieres «seguimos con problemas porque las dobles titulaciones tienen más estudiantes que las simples». Es algo en lo que el equipo rectoral seguirá trabajando. «Mieres es un punto débil, que seguirá, pero tenemos que poner medidas para llevar actividad», apuntó.

Las Humanidades siguen

«Aunque tengan poca demanda debemos mantener las titulaciones clásicas, por ejemplo las Humanidades», situó el rector. «En el resto tenemos una demanda razonable», completó. Así las cosas, el plan de titulaciones incorporará dobles titulaciones en «Ingeniería con Humanidades e Ingeniería con Ciencias de la Salud», enumeró. A los grados abiertos, dijo, aún le quedan «un par de años» para empezar.

Para el futuro dejó el interés que le han manifestado los alcaldes de Oviedo y Gijón de contar con formación artística en sus ciudades. Al respecto el rector matizó que la propuesta que le trasladó en una conversación la alcaldesa gijonesa, Ana González «no es exactamente Bellas Artes, es algo relacionado con tecnología y con la ingeniería, y en principio el concepto a mí no me pareció mal». Con todo el rector dijo no tener una decisión tomada. «Me parece fenomenal que tengamos inquietudes», concedió. «Nosotros tendremos una propuesta que será la nuestra; estas nos las han hecho ellos y las valoramos positivamente pero no debemos ir detrás de ellas. Los que hacen las titulaciones son los universitarios», recordó.

Las propuestas de Oviedo y Gijón se ciñen a «conversaciones» trasladadas por los alcaldes, nada «en detalle». Más madurada está la planificación del grado de Deportes. «La tenemos ya pero no la podemos hacer pública porque hay muchos detalles que resolver», confió García Granda. La polémica política desatada al respecto «no influye, pero es un poco tediosa», expresó.