La Universidad de Oviedo impartirá el primer título de experto en errores en medicina

La Universidad de Oviedo impartirá el primer título de experto en errores en medicina
Iván Fernández Vega.

El objetivo principal es conocer cuáles son los principales errores que se dan tanto en Atención Primaria como Especializada, cuáles son sus consecuencias y las posibles medidas para prevenirlos

Laura Mayordomo
LAURA MAYORDOMOGijón

El objetivo es evitar los errores en medicina a partir de su conocimiento y estudio «porque, si los tapamos, se repetirán». Lo dice Iván Fernández Vega, patólogo del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y director del título propio de experto universitario en 'El error en medicina', que la Universidad de Oviedo comenzará a impartir el próximo mes de octubre convirtiéndose así en la primera institución académica española en ofertar una formación de estas características.

El curso, de quince créditos ECTS, durará doce sábados y va dirigido especialmente a residentes de medicina y enfermería en los primeros años de su especialidad, aunque no solo. También a fisioterapeutas, odontólogos y técnicos y administrativos que trabajen en el entorno de la salud. Las 60 horas de clases presenciales, de 9 a 14 horas, tendrán lugar en la facultad de Medicina en el HUCA. Los alumnos también tendrán que cumplir 50 horas de curso en el campus virtual. El título de experto en errores médicos consta de tres asignaturas: Fundamentos del error en la medicina; Evaluación, medidas de prevención del error y ética profesional en la medicina y, por último, el trabajo de fin de título.

El objetivo principal del curso es conocer cuáles son los principales errores que se dan en medicina (tanto en Atención Primaria como Especializada, pero también en el laboratorio, en enfermería, en administración), cuáles son sus consecuencias y las posibles medidas para prevenirlos.

Dice Fernández Vega que las estadísticas nacionales revelan que de los exámenes forenses que los patólogos realizan en los hospitales, «un trece por ciento se realizan a personas que no deberían estar en la mesa de autopsias». En Asturias no hay estudios al respecto pero el número de casos se mueve en ese porcentaje, añade.

Los errores en el diagnóstico o el tratamiento médico que devienen en la muerte del paciente son los casos más graves y, afortunadamente, los menos habituales. Aprender de ellos es fundamental para que no se repitan, insiste Fernández Vega. Eso fue lo que le movió hace ya dos años a impartir un curso de verano sobre 'Autopsia clínica: del conocimiento de las enfermedades al conocimiento de los errores' y ahora a hacer «más oficial y visible» esa formación con un título de experto. Con el tiempo no descarta tampoco transformalo en un master universitario de 60 créditos.

El patólogo del HUCA señala además que, en la práctica diaria, existen factores predisponentes «como la alta presión asistencial, el escaso tiempo que tenemos para realizar los diagnósticos y los recursos humanos, que cada vez son menores». Todos ellos son factores que «justifican en parte la posibilidad de errar. Porque no hay que olvidar que errar es humano».