La Universidad urge más fondos para seguir entre las 500 mejores del mundo

Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo. / EFE
Santiago García Granda, rector de la Universidad de Oviedo. / EFE

«Lo que hemos logrado es prácticamente milagroso y ahora lo que necesitamos es mantenerlo», dice el rector sobre su posición en el 'ranking de Shanghái'

L. M.GIJÓN.

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, acudió ayer visiblemente satisfecho al recinto ferial Luis Adaro de Gijón, donde se conmemoraba el día de la Ciencia en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma). Los resultados de la Universidad de Oviedo, una de las trece instituciones españolas que este año consiguen situarse entre el selecto grupo de las 500 mejores universidades del mundo, según el prestigioso 'ranking de Shanghái', le daba razones para ello. «Es una subida excepcional», aseguró ante los medios.

Hace justo un año, en ese mismo listado, la universidad asturiana figuraba entre las 500 y 600 mejores del mundo. Ahora, escala posiciones y vuelve a situarse en el 'top 500', en una posición en la que solo había estado antes en una única ocasión, en 2003, precisamente el mismo año en que la Universidad Jiao Tong de Shanghái comenzó a elaborar su reputado ranking. «Subir y adelantar a cien universidades hoy en día es casi imposible. Más teniendo en cuenta la situación de nuestra financiación. Lo que hemos conseguido es prácticamente milagroso y ahora lo que necesitamos es mantenerlo».

Para ello, anotó el rector, sería preciso que tanto la Administración regional como la central realizaran una apuesta mayor por la Universidad, aumentando «un poco» la financiación y haciéndola «más acorde a la necesidad de competir a nivel mundial y formar parte de grandes consorcios». Son los argumentos con los que pretende hacer ver al presidente asturiano, Adrián Barbón, la necesidad de ampliar la partida para la Universidad en las cuentas regionales.

Más información

Santiago García Granda, que no obstante manifestó que los ránking «hay que verlos con cautela porque igual que uno sube también baja», explicó que espera que esta subida en el 'ranking de Shanghái' sirva como carta de presentación para reivindicar «el papel que tiene la Universidad y que a veces no se nos reconoce». También señaló la necesidad de «prestar más atención hacia las normas administrativas por las que se rigen las universidades españolas para hacerlas más homologables a las europeas y americanas».

También la directora general de Innovación y Emprendimiento del Principado, Ana Concejo, celebró ayer la inclusión de la Universidad de Oviedo en el 'ranking de Shanghái'. A su juicio, debe suponer un «impulso para continuar trabajando y potenciar la internacionalización de la universidad» y su capacidad de atraer y retener el talento asturiano.