La Universidad critica los requisitos de la ayudas regionales a la investigación

La Universidad critica los requisitos de la ayudas regionales a la investigación
César Menéndez, presidente de la Fundación Cajastur Liberbank; José Ramón Obeso, vicerrector de Investigación; y Antonio Fueyo, director del Instituto Universitario de Oncología. / DAMIÁN ARIENZA

«Son tan restrictivos que muchos grupos no van a poder ni solicitarlas», dice José Ramón Obeso. Los investigadores hablan de condiciones «leoninas»

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

Polémica por los requisitos impuestos por el Principado para acceder a las ayudas regionales a grupos de investigación, una convocatoria que la Consejería de Empleo, Industria y Turismo aprobó el pasado día 20 con una dotación de 10,5 millones de euros. «Restrictivos», «leoninos» y «destinados a una comunidad científica distinta a la asturiana» fueron algunos de los calificativos con los que investigadores vinculados a la Universidad de Oviedo mostraron ayer su malestar con las condiciones impuestas por el Gobierno regional para una línea de ayudas que no se abría desde hace cuatro años.

Las conocieron el martes, en una reunión con la directora general de Innovación y Emprendimiento que, en palabras del director del Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias (UIOPA), Antonio Fueyo, fue «muy desagradable» y en la que los investigadores ya expresaron su disconformidad con el planteamiento de la convocatoria. «Los requerimientos son tan restrictivos que numerosísimos grupos de la Universidad ni siquiera van a poder participar en el proceso de solicitud», reconoció el vicerrector de Investigación de la Universidad de Oviedo. «Para sacar este tipo de convocatorias deberían conocer mejor el tejido investigador de Asturias y contar en mayor medida con los organismos públicos de investigación», afeó José Ramón Obeso. En la misma línea se expresó la Asamblea Futuro Investigación Asturies (AFIA), que criticó «el profundo desconocimiento» del Principado en cuanto al funcionamiento de los grupos de investigación.

Por su parte, la secretaria académica del IUOPA, Rosa María Sainz, explicó que el malestar del personal investigador viene porque grupos consolidados, con más de 35 años de experiencia profesional, con proyectos nacionales y europeos, ven que «no cumplen con los requisitos para presentarse a una convocatoria regional, cuando hace cuatro años salió con unas bases y unos criterios de selección completamente diferentes a los actuales».

Por ejemplo, ahora se exige que en grupos de cinco integrantes, tres de ellos sean personal estable. Un requisito que «no es realista», argumentó «porque no se tiene en cuenta que venimos de un periodo de crisis donde, por ejemplo, la institución universitaria no ha podido estabilizar o hacer fija a la gente». Sainz apuntó que la mayoría de quienes se dedican a la investigación en Asturias y tiene entre 35 y 45 años «trabaja con contratos anuales renovables». Y, criticó, «esa gente no se contempla en la convocatoria».

Hay otro requisito que ha soliviantado al personal investigador universitario. Y es que la productividad científica que se exige «es muy elevada». Además, se pide que la autoría de los trabajos sea compartida por tres personas, «cuando hay ámbitos, como las ciencias jurídicas donde se considera un demérito publicar en conjunto», puso como ejemplo José Ramón Obeso.

Más

 

Fotos

Vídeos