«No me gusta cuando pasamos a los términos de la exigencia o de mofa de la Universidad», dice el rector

El rector de la Universidad de Oviedo, en la Feria de Muestras, este lunes. / Damián Arienza

García Granda afirma que la institución académica está trabajando «bien» en una titulación «atractiva» que quieren orientar al deporte y la salud

EUROPA PRESS

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha pedido este lunes que no se haga «una mofa» de la institución académica y ha matizado que él «nunca» dijo que en Gijón costará diez veces más que en Mieres implantar el grado de Deporte, sino el remodelar un edificio.

García, en declaraciones a los medios de comunicación durante su visita a la 63 Feria Internacional de Muestras de Asturias en el recinto ferial gijonés 'Luis Adaro', ha lamentado que «desafortunadamente» se haya vuelto a avivar una polémica entre concejos que nada tiene que ver con contar con un buen Grado de Deportes.

Dicho esto, se ha preguntado dónde hay en Gijón el polideportivo y la residencia de estudiantes, que sí tiene el campus de Mieres, así como otras instalaciones y laboratorios disponibles que hacen que el coste sea mucho menor. Es más, ha considerado más importante que Gijón tenga residencia de estudiantes que el grado de Deporte.

De Gijón ha apuntado también que no hay en su candidatura una propuesta de instalaciones, sino un proyecto centrado en el deporte «e incluye muchas cosas más», ha apostillado. Ha recordado, además, que no se va a poner una titulación pública nueva en Asturias sin el consentimiento último del Gobierno del Principado.

García, unido a ello, si bien ha visto «lícito» que los ayuntamientos estén luchando para traer a sus campus nuevas titulaciones, ha advertido de que no le gusta cuando se pasa al terreno de la «exigencia» y de la «mofa» de la Universidad.

A este respecto, ha incidido en que la Universidad «jamás» ha exigido «nada» a los municipios, sino que, al contrario, tiene un afán colaborativo con los ayuntamientos. También ha recalcado que no han exigido «ninguna» contribución económica.

En esta línea, ha apuntado que no están 'vendiendo' una titulación, sino que se trata de una «demanda social» de Asturias, a lo que ha señalado que es preciso el desarrollo de instrumentos disponibles.

A su juicio, todos deberían remar en una misma dirección, aunque ha dejado claro que la 'presión' que se pueda ejercer por uno u otro ayuntamiento para que se implanten allí esos estudios no les van a hacer cambiar de cara a adoptar la mejor decisión.

Sí que ha pedido «disculpas» por haber dicho en su momento que el informe para determinar dónde se implantaría este grado universitario iba a estar listo la pasada primavera, cuando no fue así.

Titulación atractiva

Ha apuntado, a este respecto, que están analizando todos los recursos de los que disponen. Ha indicado, unido a ello, que hay una comisión de la Universidad que está trabajando «bien» en una titulación «atractiva» que quieren orientar al deporte y la salud.

Asimismo, ha señalado que hay que pensar en a qué centro se le va asignar, a lo que se ha apresurado a indicar que «nunca» se va a asignar a un edificio.

El rector, por otro lado, ha reconocido que el proceso de configuración de esta titulación va «muy lento», aunque ha recordado que en el de Organización Industrial que empieza el próximo curso se tardaron más de dos años en ponerlo en marcha.

Ha reiterado, además, que en la comisión universitaria se están escuchando también opiniones de expertos externos vinculados al deporte y personas del ámbito privado.