Informática distingue a sus mejores alumnos en la despedida a 97 egresados

Informática distingue a sus mejores alumnos en la despedida a 97 egresados
Asistentes a la entrega de diplomas de Informática. / HUGO ÁLVAREZ

Además de a los mejores expedientes, la escuela premia a Rubén García por su trabajo de fin de grado y a Laura Menéndez por su excelencia académica

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

El curso pasado, 97 estudiantes completaron sus estudios en la Escuela de Ingeniería Informática. 86 de ellos integran la quinta promoción de graduados en Ingeniería Informática del Software. Los otros once, la decimoprimera del máster en Ingeniería Web. Ayer, apenas la mitad estuvo presente en el acto oficial de entrega de diplomas que estuvo presidido por el alcalde de Oviedo en el Paraninfo del Edificio Histórico. Las obligaciones laborales, en muchos casos fuera de la región, mermaron la asistencia.

Durante la ceremonia, la escuela -que el año pasado cumplió 35 años- entregó sus insignias de plata a los mejores expedientes del grado y del máster: Gonzalo Menéndez Borge y José Antonio Cabañeros Blanco, respectivamente. Laura Menéndez Pérez recibió el premio Ada Byron a la excelencia académica femenina y Rubén García Ruiz, el premio al mejor trabajo de fin de grado, patrocinado por CapGemini.

Precisamente a las empresas que este curso facilitaron la implantación de la asignatura de prácticas externas quiso agradecer su colaboración el jefe de estudios, Fernando Álvarez -quien intervino en nombre del director de la escuela-. También por su participación en todo tipo de actividades del centro, «en la propuesta de becas extracurriculares, la olimpiada informática, concursos o jornadas».