La Universidad anuló la plaza de sustitución de Paz de Andrés para evitar demandas judiciales, según Del Coz

El vicerrector de Organización académica, Juan José del Coz, en los juzgados de Oviedo. /Mario Rojas
El vicerrector de Organización académica, Juan José del Coz, en los juzgados de Oviedo. / Mario Rojas

El vicerrector de Organización académica de la institución universitaria declara ante el juez que investiga la querella por prevaricación presentada por un profesor

EFE

El vicerrector de Organización Académica de la Universidad de Oviedo, Juan José del Coz, ha declarado ante la juez que investiga la querella presentada por un profesor por un delito de prevaricación administrativa, que la institución académica anuló el concurso para proveer una plaza de sustitución de la defensora universitaria, Paz de Andrés, para evitar «posibles demandas judiciales».

Del Coz ha comparecido este jueves, durante una hora, en calidad de investigado, ante la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo y solamente ha contestado a las preguntas que le han formulado su propio letrado, Javier Núñez Seoane, y la magistrada-juez sobre el procedimiento administrativo seguido en la convocatoria y posterior anulación del concurso, han informado a Efe fuentes judiciales.

El querellante, R.R.M., imputa al vicerrector Del Coz; al rector, Santiago García Granda, y a la directora del departamento de Derecho Público que convocaba la plaza, Isabel García-Ovies, por supuestas irregularidades en el desarrollo del procedimiento ya que, según su versión, se le privó de acceder a la plaza «de forma arbitraria».

R.R.M. incide en que hubo «una falta de información, publicidad y transparencia» en la convocatoria de la plaza que, en su opinión, «no se hizo para sustituir a Paz Andrés», e imputa el delito de prevaricación al vicerrector y a la directora del departamento por ser quienes realizaron informes con los que el rector avaló su decisión.

Por su parte, la Universidad de Oviedo emitió una nota de prensa, tras hacerse pública la querella, donde sostiene que ésta es «temeraria e infundada» ya que se anuló el concurso «para evitar posibles demandas judiciales por despido improcedente, o con pretensiones indemnizatorias», lo que se hizo antes de aprobarse la lista de admitidos y previo a la valoración de las solicitudes presentadas.

El abogado Fernando Barutell, que representa al querellante, ha asegurado a Efe que la nota de prensa de la universidad «no se ajusta a la realidad de los hechos», ya que, según ha sostenido este jueves durante la comparecencia judicial, no hay documento que acredite que era la plaza para sustituir a la defensora universitaria. El rector y la directora del departamento de Derecho Público declararán en calidad de investigados el próximo martes, día 15.