El rector pide estabilidad presupuestaria para la Universidad de Oviedo

Ha advertido que uno de estos obstáculos es el incumplimiento de la regla de gasto por parte de la administración autonómica

EFE

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha pedido estabilidad presupuestaria para salvar los obstáculos que impiden el pleno desarrollo de los objetivos de la institución, durante el acto institucional de apertura del curso académico 2018/2019.

En presencia de las autoridades, entre las que se encontraba el presidente del Principado, Javier Fernández, el rector ha advertido que uno de estos obstáculos es el incumplimiento de la regla de gasto por parte de la administración autonómica que, a su juicio, implica arrastrar a «la reducción» el ya ajustado presupuesto de la Universidad.

Noticias relacionadas

«La universidad no se puede permitir y el Principado debería ser extremadamente sensible en este tema, ninguna reducción, retención, ni traba en la ejecución de nuestro presupuesto», ha afirmado el rector, quien ha mostrado su confianza en que la respuesta del Gobierno regional a su planteamiento sea «satisfactoria».

En su intervención, García Granda ha hecho un guiño al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, al concebir «esperanzas» en que se produzca un cambio de paradigma, de forma que se preste una mayor atención a la investigación y se reconozca y valore el papel de las universidades públicas españolas.

«Es necesario -ha asegurado- que se dedique un esfuerzo inversor generoso para recuperar el retraso que la crisis económica está produciendo en el sistema universitario español» y ha abogado por que la creación del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades debería ser capaz de movilizar recursos para dar un impulso al sistema de I+D+i español.

El impacto de la Ley de Contratos del Sector Público en la gestión universitaria ha sido, a juicio del rector, «demoledor» y ha considerado necesaria una reflexión sobre la pertinencia de dotar a las universidades y organismos públicos de investigación de una legislación que les permitiera una gestión «ágil» de sus «escasos» recursos.

Consejo social

En su discurso, ha hecho un llamamiento para que el Consejo Social adopte una actitud «más proactiva» en la dinamización de la implicación social y, en particular, del tejido empresarial en el desarrollo estratégico de la universidad, «aparte de su función de control financiero y de la gestión universitaria», ha señalado.

García Granda ha reclamado también una «mayor implicación» de la Universidad en la definición y el desarrollo del nuevo Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación, ya que estima que la actual es «muy escasa y alejada» del peso que la institución académica ovetense representa en el sistema de ciencia e innovación de Asturias.

Además de un mayor protagonismo institucional en relación con este plan, el rector se ha pronunciado a favor de lograr una «mejor coordinación» entre sus responsables y la Dirección General de Universidades e Investigación.

En este contexto, se ha mostrado crítico por el hecho de que el desarrollo de la convocatoria de Grupos de Investigación del Principado, «aparte de su discontinuidad», ha indicado, no ha tenido una buena coordinación con la universidad.

El rector ha afirmado que, además, ha seguido criterios que, en su opinión, «no favorecen por igual a las distintas ramas de conocimiento» de la institución, lo que ha lamentado y ha pedido que «no vuelva a suceder»; una circunstancia a la que se han añadido «los perniciosos frecuentes retrasos en las convocatorias de contratos predoctorales Severo Ochoa.

García Granda ha hecho público su reconocimiento a la labor desarrollada por el presidente del Gobierno regional, Javier Fernández, y ha aprovechado su intervención para agradecerle su «talante, trabajo y compromiso» por Asturias.

Consciente de que el próximo curso académico 2019/2020 no va a repetir en el acto de apertura en su calidad de presidente, el rector le ha agradecido que, al margen de las discrepancias «naturales» de cada momento, las relaciones entre ambas instituciones en lo que Granda lleva de mandato hayan sido «cordiales, fluidas y sinceras».

El rector ha definido al presidente del Principado como el hombre «sosegado y conciliador, de pensamiento madurado, quien ha sabido huir de política-espectáculo».