La Universidad da un impulso al grado de Deporte a partir de la única propuesta pública

La Universidad da un impulso al grado de Deporte a partir de la única propuesta pública

Trabaja en el diseño de la memoria de verificación de la titulación y deja para más adelante la decisión de en qué campus se implantará

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

La intención del Rectorado es poder tener rematada en primavera la propuesta del grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Tras varios aplazamientos, ese es el plazo que se marca ahora mismo la Universidad de Oviedo para poder trasladar dicha propuesta al Consejo de Gobierno de la institución académica, al del Ejecutivo regional y al Consejo Social de la Universidad, órganos que tienen que darle el visto bueno como paso previo a su definitiva aprobación por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

Con el objetivo de impulsar los trabajos necesarios para configurar la memoria de verificación del grado, parte del equipo rectoral, encabezado por el propio Santiago García Granda, mantuvo el pasado viernes una reunión con los decanos de Formación del Profesorado y Educación, Juan Carlos San Pedro, y Medicina, Alfonso López Muñiz y los directores de los departamentos implicados en este grado.

Sobre la mesa, y como punto de partida, la propuesta que Formación del Profesorado y Educación planteó hace poco más de un año. La única íntegramente pública y por la que, a tenor de lo planteado en la reunión del viernes, se apuesta ahora. Las otras dos que llegaron al Rectorado, de carácter privado, lo hicieron de la mano de la Facultad Padre Ossó -centro adscrito de la Universidad de Oviedo- y la Escuela Universitaria del Deporte de Asturias (Eudas), tras la que se encuentran profesores de INEF en Madrid y Barcelona.

La disyuntiva entre si el grado debía ser público o privado -como ha ocurrido recientemente con el de Ciencias de la Gastronomía- fue motivo de amplio debate en los últimos meses. Como lo ha venido siendo también el asunto de la ubicación. Los ayuntamientos de Gijón y Mieres son los que con más ahínco han intentado hacer valer sus argumentos para contar con esta titulación, a la que también aspiran Oviedo e incluso Avilés. En este sentido, el Rectorado mantiene que la decisión sobre qué campus acogerá los estudios no es prioritaria y que se adoptará más adelante. Se da por supuesto que se aprovecharán instalaciones de la institución académica ya existentes.

Sede compartida

En más de una ocasión el rector, Santiago García Granda, se ha manifestado a favor de una sede compartida. Si se siguiera al pie de la letra la propuesta de la Facultad de Formación del Profesorado, tres de los cuatro cursos de la carrera se impartirían en Gijón -en instalaciones de la Universidad Laboral- y otro (en concreto, un semestre del primer curso y otro del segundo) en Oviedo. Y habría cuatro especialidades: educación, entrenamiento deportivo, salud y gestión y ocio. Además de la ubicación, está por definir si se adscribe a la rama de las Ciencias Sociales o de de la Salud.