Catering a la carta en la Universidad de Oviedo

Pablo Lojo, Santiago García Granda, Ana Caro y Juan Carlos Campo, ante la máquina instalada en la EPI./
Pablo Lojo, Santiago García Granda, Ana Caro y Juan Carlos Campo, ante la máquina instalada en la EPI.

La institución académica pondrá en marcha un servicio en el que los alumnos podrán pedir platos a la carta para comer

JOSÉ LUIS RUIZ

Si a alguien le apetece comer menestra y pollo puede pedir comida a domicilio. Y pronto podrá pedirse también en la puerta de clase. La Universidad de Oviedo instalará un servicio de catering a la carta con el que los alumnos que lo deseen podrán solicitar la comida que quieran y la tendrán disponible a la hora elegida en su propia facultad.

El anuncio lo ha hecho este martes la gerente de la Universidad, Ana Caro, en la presentación de una máquina de vending que ofrece comida saludable a los alumnos de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón. «Estamos trabajando en este proyecto con la empresa que nos lleva las máquinas y ellos tienen una experiencia piloto en un campus de Vigo que yo creo que se puede extrapolar. El próximo curso quizá sea un poco aventurado pero seguro que habremos dado pasos para cerrarlo», adelantó.

Mientras llega este menú a la carta, los estudiantes de la EPI ya disponen de comida saludable en la máquina del hall de la biblioteca del aulario norte, en la que ofrecen ensaladas, fruta fresca, frutos secos, pan, embutidos y yogures. Esta máquina de comida saludable es la primera de toda la Universidad pero pronto serán más. «Está dentro de la nueva visión que tenemos en las universidades, queremos que sean espacios saludables.

Aún hay cosas hay que no me hacen mucha gracia como la bollería o las bebidas azucaradas. Poco a poco iremos cambiando los hábitos», explicó Santiago García Granda, rector de la Universidad.