La Universidad de Oviedo quiere reabrir este año el albergue de Pajares con 80 plazas

La Universidad de Oviedo quiere reabrir este año el albergue de Pajares con 80 plazas
Edificio del albergue universitario, en la estación de esquí de Valgrande-Pajares. / HUGO ÁLVAREZ

En un mes sacará a licitación la explotación del alojamiento y el restaurante por tres años prorrogables y un canon anual de 6.000 euros

LAURA MAYORDOMOGIJÓN.

La Universidad de Oviedo trabaja para volver a abrir el albergue de la estación de esquí de Valgrande-Pajares. Situadas a pie de pistas, con 80 plazas de alojamiento, restaurante y cafetería, las instalaciones llevan clausuradas cerca de siete años. En el pasado -y se prevé que también en el futuro- estaban abiertas al público general, aunque los integrantes de la comunidad académica se beneficiaban de descuentos especiales. Recuperar este equipamiento fue uno de los objetivos del actual equipo rectoral.

A finales del año pasado, la Universidad llevó a cabo obras de acondicionamiento en el edificio. Se centraron básicamente en revisar y mejorar la instalación eléctrica y de gas. Pero aún queda bastante por hacer para que el edificio pueda abrir en condiciones óptimas. «Teniendo en cuenta que estuvo cerrado durante los últimos años, el edificio presenta algunas deficiencias que deberán ser corregidas con carácter previo al inicio de la explotación del servicio», expone la vicerrectora de Estudiantes, Elisa Miguélez. Así, quedan pendientes trabajos de fontanería, carpintería y pintura, la impermeabilización de una terraza para evitar filtraciones, la renovación de parte del mobiliario y el suministro de maquinaria necesaria para la prestación del servicio. Todos estos trabajos de acondicionamiento deberán correr a cargo de quien se haga con el contrato de explotación.

El vicerrectorado está preparando ahora los pliegos de la licitación con la intención de convocarla a finales de febrero o principios de marzo. Aunque no se avanzan plazos del concurso, teniendo en cuenta la duración del proceso administrativo y la posterior ejecución de las obras de acondicionamiento que aún quedan pendientes, se asume que la apertura del albergue no será posible dentro de la actual campaña de esquí.

La explotación del alojamiento y el servicio de restauración saldrá a concurso por tres años. El plazo comenzará a computarse desde la fecha de formalización del correspondiente contrato administrativo, que podrá ser prorrogado anualmente hasta un máximo de cinco años. El canon anual mínimo fijado por la Universidad asciende a 6.000 euros.

En el pliego de condiciones se establecerá que el albergue universitario deberá estar funcionando, al menos, durante el periodo de apertura de la estación de Valgrande-Pajares. Además, mientras dure la temporada de esquí, se respetarán las reservas de la Semana Blanca del Principado para colegios e institutos. El equipo rectoral quiere que, el resto del año, las instalaciones estén disponibles para la organización de eventos culturales, deportivos o científicos, «previa solicitud de los organizadores y autorización de la Universidad de Oviedo».

Síguenos en: