«Ahora veranear es tener experiencias»

Verónica García-Peña, adicta a la lluvia, en el puerto deportivo de Gijón./JUAN CARLOS TUERO
Verónica García-Peña, adicta a la lluvia, en el puerto deportivo de Gijón. / JUAN CARLOS TUERO

La creadora alavesa está feliz en Gijón: «Tiene todo para un escritor: mar, montaña y lluvia» | «El viaje de mi vida sería a Islandia: pasear entre los volcanes donde dicen que no hay nada, ver las casitas de elfos...»

P. A. MARÍN ESTRADAGIJÓN.

Verónica García-Peña (Oquendo, Álava, 1979) ha sido dos veces finalista del Premio Planeta con sus novelas 'La isla de las musas' y 'El ladrón de sueños'. Licenciada en Periodismo y Sociología por la Universidad del País Vasco, reside en Gijón y aquí pasará el verano trabajando en nuevas historias.

-¿Qué ha encontrado una alavesa en Gijón?

-Tiene todo lo que un escritor puede querer: mar, montaña y sobre todo llueve. Durante un tiempo que viví en La Rioja lo que más echaba de menos era la lluvia.

-¿Se escribe mejor con ella?

-Hace que reposen las ideas y las historias salgan más fluidas. De hecho, en todas mis novelas llueve.

-En su blog 'El jardín del sur' tiene una sección de palabras perdidas. ¿Veranear podría ser una de ellas?

-Ahora se llama tener experiencias y lo dirán en inglés. Veranear les suena a nuestros abuelos y es lo mismo. ¿Qué haces si no cuando vas en verano a tostarte a una playa?

-¿Tendrá usted veraneo?

-Más bien trabajo. Tengo unos cuantos proyectos a punto de terminar, aunque prefiero no adelantar acontecimientos. Cuando acabo, digo: «Mira, este es mi trabajo». La vida de los escritores es así, luego me tiro meses sin hacer nada.

-Su última novela -finalista del Planeta- se titula 'La isla de las musas'. ¿Cree en ellas?

-Suelen visitarme en sueños y muchas historias surgen ahí. La explicación es mundana: experiencias, lecturas, películas, se reúnen en tu cabeza mientras duermes. A las musas les gusta también la observación: voy por cualquier sitio y me fijo en cada detalle porque detrás puede haber una historia. Donde otros van buscando cisnes blancos, yo busco el cisne negro.

-'El ladrón de sueños', es otro de sus libros. ¿Es eso un escritor?

-En realidad, somos soñadores de historias que emocionen a otros y les hagan vivir otras vidas, en otros mundos. También somos buscadores de sueños, ajenos y propios.

-Sus novelas se nutren de la fantasía, el suspense, lo sobrenatural, ingredientes poco habituales en la narrativa en boga.

-Son los libros que prefiero y escribo lo que a mí me gustaría leer. Suelo decir que soy socióloga para entender el mundo, periodista para compartirlo y escritora para imaginarlo. Vivimos en una realidad muy negativa: mi propósito es que el lector se aleje de ella disfrutando de otra distinta.

-¿Un título para atrapar lectores en ruta?

-'El retrato de Dorian Gray' de Oscar Wilde. Un relato magnífico que mucha gente cree conocer por el cine y que les va a sorprender.

-¿El viaje de su vida?

-Islandia. Solo la conozco por la literatura y quisiera estar en esa isla, pasear entre los volcanes donde dicen que no hay nada, ver las casitas de elfos... Sería el viaje de mi vida.