Un vuelo desde Barcelona sufre cinco horas de retraso y otros dos, cancelados

JOSÉ LUIS RUIZGIJÓN.

La compañía Vueling canceló ayer dos vuelos de la conexión entre Asturias y Barcelona, el que debía despegar del aeropuerto de Santiago del Monte a las 20 horas y el que tendría que haberlo hecho desde Barcelona a las 22.10 horas. Ni Aena ni Vueling confirmaron que la causa fuera el temporal en el Mediterráneo, como todo parece indicar. Además, el avión que debía salir del aeropuerto del Prat a las 12.50 horas con destino Asturias, acumuló un retraso de cinco horas y terminó saliendo a las 17.52 horas. Según informó Vueling a los pasajeros, el aparato debía llegar desde Menorca y sufrió un retraso a causa de las lluvias de la zona. Una vez que tomó tierra en Barcelona, una avería hizo que se retrasara aún más.

Ainara Rivera debía coger ese vuelo junto a su madre y una amiga de esta para llegar a Oviedo. «Al principio empezamos el embarque a la hora prevista, pero enseguida lo cancelaron y sacaron a los que habían entrado», explicó. En el mostrador de Vueling «las dos chicas que había llamaban cada diez minutos y les decían que estaban llevando a cabo tareas de mantenimiento, pero no sabíamos nada más». Finalmente, a las 17.52 horas embarcaron y llegaron al aeropuerto de Asturias a las siete de la tarde.