Un yacimiento único en el mundo de 154 millones de años