Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Local

AVILES
Naturaleza ante los muelles
Decenas de personas observan la llegada de aves migratorias a Avilés asesorados por miembros del grupo de ornitología Maeva
08.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Naturaleza ante los muelles
PUERTO. El observatorio de la ensenada de Llodares, ayer. / M. A.
La repentina aparición de un pájaro blanco y negro de elegante vuelo dispara el entusiasmo de los miembros del grupo de ornitología Maeva. «Es un ostrero, un ave protegida en Asturias, donde hay muy pocos criaderos», comenta Álvarez Lao acerca un ejemplar que ayer hizo escala en Avilés camino de África, donde ivernará tras haber pasado los últimos meses en el Reino Unido o en Holanda.

«Para alimentarse va clavando su pico en el fango hasta que nota que algo se mueve. Por lo general come almejas y 'xorra'», continúa explicando a los visitantes, legos en cuestiones de ornitología, que ayer se acercaron a la ensenada de Llodero para participar en las observaciones organizadas con motivo del Día Mundial de las Aves por el centro de educación ambiental La Noria y el grupo ornitológico Mavea.

Decenas de personas se acercaron ayer a una actividad que se repetirá los días 21 y 28 de este mes. «Tenía miedo de que la niebla fuera aún más espesa», comenta el experto ante uno de los telescopios terrestres que ayer puso el grupo ornitológico a disposición de los visitantes.

La ensenada de Llodero se ha convertido ya en uno de los principales espacios para el avistamiento de aves en la comarca. En su entorno crían habitualmente gaviotas, garzas y cormoranes, y también patos y gallinetas.

Pero estos días, el gran interés está puesto en la llegada de aves migratorias con el inicio del otoño. «Varía mucho la cantidad de un año a otro, porque todo depende de muchos factores, de qué es lo que pase en los criaderos del norte y centro de Europa, o por el camino. Nunca hay dos años iguales», comenta Álvarez Lao.

Este año, precisamente, no es de los que más pájaros estén llegando a la comarca. «No sabemos el motivo. Puede ser que haya sido un año malo para la cría, o uno de los efectos del cambio climático, que haya veranos más largos en el norte y se esté retrasando su llegada», apunta el experto, quien señala que esta circunstancia contrasta con las migraciones detectadas por el grupo al que pertenece durante la pasada primavera, cuando la presencia de aves se movió dentro de la normalidad.

Guía en mano, muchos fueron ayer los que se introdujeron en el mundo de los pájaros asesorados por los miembros del grupo ornitológico en un espacio que parece ajeno al movimiento de grúas y buques que, al otro lado de la ría, tiene lugar en los muelles de Raíces.

El próximo día 21, una nueva oportunidad para quienes quieran acercarse a Zeluán y emular así a los grupos de escolares que, a lo largo de octubre, pasarán por la zona en unas visitas organizadas por el centro La Noria.
Vocento
SarenetRSS