Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Más deportes

MÁS DEPORTE
Pekín pasa por Hamburgo
Óscar Fernández se juega en Alemania sus opciones de continuar en la carrera hacia los Juegos Olímpicos
15.02.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Pekín pasa por Hamburgo
ENTRENAMIENTO. Óscar Fernández posa en el tatami de su casa. / MARIETA
Óscar Fernández tiene a la vuelta de la esquina el primer gran obstáculo en su carrera hacia Pekín. Si lo supera seguirá en el camino pero, en caso contrario, quedaría apartado. A sus 29 años (cumplirá 30 en mayo) sabe, además, que es la última oportunidad de clasificarse para unos Juegos Olímpicos, un sueño que hasta ahora no ha podido cumplir. «El próximo año tendré que empezar a pensar en mi vida laboral. No voy a dejar el judo, pero habrá que dedicarle menos tiempo, tomárselo más relajadamente».

Acuda o no a Pekín, el avilesino ya figura en la historia como el mejor judoka asturiano de todos los tiempos. Dos títulos, cuatro subcampeonatos y tres bronces en Campeonatos de España, tres medallas europeas por equipos y, sobre todo, el tercer puesto en el Campeonato de Europa individual de París 2001 son 'la creme' de un palmarés denso y variado, muy variado.

El judo es su fuerte, pero hay más. Lo suyo es el cuerpo a cuerpo, lo de menos es la disciplina. El pasado mes de setiembre conseguía su segundo título mundial de sambo, tiene seis de España y un subcampeonato de Europa. También ha sido campeón nacional de lucha libre olímpica, incluso hizo sus pinitos en grecorromana. Así que también es el mejor luchador asturiano de todos los tiempos, tal y como lo ha reconocido la federación, que le ha concedido su insignia de oro.

«Lo que me falta es ir a unos Juegos». El oro en el reciente Campeonato de España le ha situado en la línea de salida de ese camino plagado de obstáculos que lleva a Pekín. Otros dos judokas, Benavente y Madera, le habían tomado la delantera. Ambos llevan un año en el equipo preolímpico y quedaron exentos del Campeonato de España para centrarse únicamente en los torneos del circuito europeo, el lugar donde hay que ganarse la clasificación para Pekín. «Ellos estuvieron en dos -Georgia y París-, pero no puntuaron, así que ahora estamos igual», asegura.

Óscar tendrá su primera y quizá única oportunidad el próximo fin de semana en Hamburgo (Alemania). «Hay que hacerlo bien» o, lo que es lo mismo, «ganar medalla». Si lo consigue, «la federación tendría que darme otra salida» y, si también la supera, luego vendría otra La que más puntúa es el Campeonato de Europa, que se celebrará en abril en Lisboa.

Benavente y Madera no son, ni mucho menos, sus únicos rivales. En su peso, menos de 81 kilos, hay nueve plazas para toda Europa y España sólo podrá tener un representante. «Está difícil, pero vamos a intentarlo. Voy a ir a por todas».

Físicamente «me encuentro muy bien. Desde que vine para casa, hace un año -llevaba diez fuera, entre Madrid y Alicante-, cuando me rompí el tobillo -lo dice como si hubiera roto un plato-, he mejorado mucho. Cambié de entrenamiento, y me va muy bien».

En casa con su padre

De entrenamiento y de entrenador, su padre. Tiene el gimnasio en casa, en Santiago del Monte, a pie de pista del Aeropuerto. «Ahora hago más físico: correr, pesas, bicicleta... y menos judo, un par de días a la semana, con el Universidad. A veces me marcho a Galicia o a Lisboa, para afinar», incluso tiene un amigo que se atreve a hacer de spárring, Ramiro, su masajista.

Óscar quedará concentrado hoy en Madrid con el equipo nacional para preparar el Torneo de Hamburgo. «Nos vamos a Alemania el 20 y volveremos el 28». Y hay mucho en juego, nada menos que la posibilidad de poner el colofón a una etapa de la vida que ha girado en torno al judo, aunque también ha tenido tiempo para diplomarse en magisterio por educación física y obtener los títulos de maestro nacional de judo y defensa personal y de monitor de lucha sambo, de defensa personal policía. Su novia, Lorena Díaz, también es judoka.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS