Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Asturias

22.08.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Dos terneros de apenas veinte días aparecieron atados en la madrugada de ayer en el aparcamiento situado en la playa de Rodiles y un tercero, colgado desde el puente de Cazanes que cruza la autopista A-64, antes de llegar a Villaviciosa, en un nuevo episodio de las protestas de los ganaderos por la 'lengua azul'. Los hechos ocurrieron tan sólo una semana desde que la Policía Local de la Villa localizara cuatro terneros atados en dos parques del municipio.
En esta ocasión, en la playa de Rodiles, junto a los terneros había una pancarta alusiva a la consejera y el viceconsejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, el presidente del Principado y el delegado del Gobierno en Asturias. En dicho cartel, los ganaderos se quejan de las pocas ayudas recibidas por parte de la Administración y exigen una solución al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero.
El ternero que fue colgado sobre la autovía portaba un cartel con la siguiente leyenda: «Ahora nosotros, luego los ganaderos».
Con estas acciones, los ganaderos vuelven a quejarse de la situación que están sufriendo a causa de la 'lengua azul'. Aseguran que tienen que seguir alimentando los animales durante un mes mientras se les realizan las pruebas de detección de la enfermedad, y que los terneros ya son demasiado mayores cuando los tienen que vender, por lo que las pérdidas son cuantiosas.
Un final trágico
Desde la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural se ha propuesto al Ayuntamiento de Villaviciosa el sacrificio de estos terneros, algo a lo que el Consistorio es reacio. Teniendo en cuenta que debe pagar 400 euros por cada animal sacrificado, el Ayuntamiento está buscando otras alternativas para solucionar el problema. El alcalde maliayo, Manuel Busto, espera contactar con asociaciones ecologistas para que le ayuden a dar un mejor final a los terneros, pues «no concibo que a unos animales de veinte días haya que matarlos», comentó el regidor.
Con los tres terneros localizados ayer son ya siete los animales abandonados en las inmediaciones del municipio de la comarca de la Sidra en una semana.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS