Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Avilés

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El equipo de Niemeyer alaba el ritmo de las obras y dice que «la geometría de la cúpula es exacta»
Carlos Oscar Niemeyer, en primer plano, ayer junto a Jair Valera y Ana Lucía Niemeyer, en la visita realizada por el equipo del arquitecto brasileño a las obras del Centro Niemeyer. / MARIETA
«No conocíamos el sistema empleado para instalar la cúpula del museo y estamos muy sorprendidos porque representa la geometría exacta del proyecto». Así valoraba ayer en Avilés el estado de las obras del Centro Niemeyer Jair Valera, jefe del estudio de Oscar Niemeyer. El experto visitó las obras del equipamiento junto a dos nietos del arquitecto brasileño, Carlos Oscar Niemeyer, administrador, y Ana Lucía Niemeyer, directora de la Fundación Niemeyer. Allí fueron informados del estado de los trabajos por el arquitecto de Sedes, Santiago Caicoya, directivos de la empresa y técnicos de la Consejería de Cultura.
La reunión de ayer a pie de obra forma parte del plan de trabajo conjunto entre el estudio brasileño y la empresa que ejecuta los trabajos. Pero en este caso tenía la particularidad de pulsar la opinión de los autores del proyecto original acerca del resultado de la instalación de la cúpula del museo. Jair Valera expresó al término de la visita a LA VOZ DE AVILÉS su sorpresa ante la aplicación de un sistema pionero en Asturias y desconocido hasta ahora para el estudio brasileño. Si la principal preocupación del arquitecto Santiago Caicoya era respetar las formas diseñadas por Oscar Niemeyer, las palabras de Valera a este periódico no pueden ser más alentadoras. «Es exacta, como se diseñó», afirmó el arquitecto. Su satisfacción es tal que, ante la pregunta de LA VOZ sobre el acabado del resto de edificios para garantizar las condiciones de limpieza de las fachadas, añadió que «habíamos previsto una pintura específica, especial, pero ante el resultado de la membrana de PVC de la cúpula del museo se revestirá el resto de edificios igual. El objetivo es dar continuidad al conjunto y así simplemente con la lluvia o aplicando agua se garantiza el correcto mantenimiento de las fachadas».
Menos técnicos, pero más efusivos, se expresaron Carlos Oscar y Ana Lucía tras ver la cúpula. Los nietos de Oscar Niemeyer coincidieron al utilizar adjetivos como «perfecta, fantástica, adelantada...». «El interior es sorprendente, va a ser un espacio expositivo espectacular», añadió el administrador del estudio arquitectónico de Niemeyer.
En cuanto a la marcha del resto de los trabajos, Jair Valera afirmó ayer que «desde la última vez que estuvimos en Avilés se adelantó mucho, el ritmo de las obras es muy bueno y rápido». El jefe del equipo del arquitecto brasileño mantendrá en los próximos dos días reuniones en Oviedo con la dirección de obra de la empresa Sedes para concretar algunos aspectos técnicos. También participarán en estos encuentros técnicos de la Consejería de Cultura del gobierno regional, quienes supervisan la ejecución del equipamiento cultural.
Una pasarela provisional
Uno de los asuntos pendientes es la definición de los accesos al Centro Niemeyer desde el centro de Avilés para los peatones. En este sentido, Jair Valera manifestó ayer a LA VOZ DE AVILÉS que «en el proyecto se incluyen dos accesos a pie, uno en la esquina de la parcela del centro para conectar con el paseo del otro lado de la ría y otro en la parte central», a la altura del puente de San Sebastián. Por el momento, Valera considera que «esos planes quedarán aparcados para hacer ahora un acceso provisional con la construcción de una pasarela peatonal». Por tanto, quedaría para más adelante el diseño definitivo de los accesos a pie al Centro Niemeyer desde el casco urbano, en función de la planificación y desarrollo de la Isla de la Innovación.
El plan de trabajo conjunto del estudio de Oscar Niemeyer y la empresa Sedes incluye reuniones periódicas a pie de obra. Jair Valera dijo ayer en Avilés que «más o menos viajaremos a España cada mes y medio, aunque el periodo se acortará en función del avance de los trabajos y de la cercanía de su final».
El abuelo, en avión
El verano de 2010 es la fecha marcada para la inauguración del Centro Niemeyer. Cuando se dio a conocer el proyecto, su 'padre', Oscar Niemeyer, manifestó su deseo de olvidar su fobia a volar en avión para visitar el equipamiento junto a la ría avilesina. De eso hace más de dos años, pero, según las palabras a LA VOZ de su nieto Carlos Oscar, esa ilusión permanece intacta. «Hablamos por teléfono todos los días y le cuento las novedades del proyecto. Ahora le hablaré de la cúpula porque es la parte más visible y la más bella hasta el momento. ¿Si mantiene su idea de venir? Seguro, con certeza. Dice que quiere venir y que, si puede, lo hará en avión», explicó ayer.
El arquitecto brasileño, de 101 años de edad, se mantiene «bien de salud y trabajando», según aseguraron sus dos nietos.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS