Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Avilés

AVILES

El arzobispado asumió ayer la propiedad y los monjes ya preparan la mudanza satisfechos con su nueva residencia
17.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los franciscanos ocuparán su nueva casa conventual el próximo mes de mayo
Imagen del nuevo convento de los monjes franciscanos, y a la derecha el futuro museo. / RAFA GONZÁLEZ
Los monjes franciscanos ocuparán su nueva casa conventual el próximo mes de mayo. Así lo confirmó el padre Humberto González Carballal, guardián de la casa de Avilés, conocido popularmente como 'Padre Tito', una vez que ayer se firmó la propiedad de la nueva residencia construida por el Grupo Proiecto. A su vez, la empresa avilesina se convierte en la titular del antiguo edificio conventual, que será demolido.
El vicario general del Arzobispado, Juan Antonio Menéndez, y el ecónomo de la diócesis, José Ramón Garcés, firmaron ante notario los documentos que permiten el cambio de titularidad. También asistió el superior de la provincia de Santiago de la Orden Franciscana, Fray Amado González, ya que la comunidad disfrutará del usufructo de la propiedad. Una vez realizada la firma, los religiosos prepararán en los próximos días la mudanza.
Humberto González Carballal confirmó la satisfacción de los frailes por la nueva casa conventual. «Está bien distribuida y se adapta a las necesidades», comentó. Actualmente, residen en la casa de Avilés tres frailes, incluido el guardián.
A lo largo de todo el proceso, la comunidad visitó las obras en diferentes ocasiones para comprobar su marcha. Carballal comentó que, en los próximos días, preparán la mudanza de forma que en mayo ya puedan disfrutar de la nueva residencia. No descartan organizar algún acto una vez instalados.
Ésta se encuentra justo enfrente del convento, en un solar que se encontraba abandonado. De esta manera, se cumple una de las condiciones fijadas por la congregación que siempre reclamó un fácil acceso al templo para firmar la operación urbanística.
Una vez que concluya el traslado, se instalarán los andamios que permitan desmontar el adosado que sirve de actual cenobio y que estropea la estética de la Iglesia de los Padres Franciscanos. La urbanización del espacio libertado ampliará la superficie de la plaza de Carlos Lobo.
Además, se demolerán los tendejones anexos a la fachada norte de la iglesia, que volverá a ser visible. Se trata de un trabajo complejo, en el que se emplearán un mínimo de tres meses y que recuperará un espacio emblemático de la ciudad.
El convenio urbanístico ha permitido la construcción del Museo de Avilés, justo al lado de la casa conventual y que servirá para explicar a sus visitantes el desarrollo de la ciudad y cómo interpretar los diferentes vestigios de la historia que se pueden encontrar en el centro histórico.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS