Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Avilés

INICIATIVAS

Un programa de la Cámara de Comercio de Avilés facilita a las pequeñas y medianas empresas el acceso a herramientas para mejorar su actividad
14.06.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Hay palabras que meten miedo, algunas sólo asustan y unas pocas parecen lejanas, al alcance de unos pocos. Innovación es una de estas últimas. Parece reservada a grandes proyectos o a conglomerados industriales de facturaciones millonarias.
Nada más lejos de la realidad. El programa InnoCámaras, gestionado por la Cámara de Comercio de Avilés, acerca a la pymes y micropymes la posibilidad de contar con un proyecto de innovación a la carta, personalizado. En su anterior edición, participaron 16 empresas, de las que seis desarrollaron actuaciones concretas. Tres de ellas contaron su experiencia para LA VOZ DE AVILÉS.
Las tres pertenecen a sectores diferentes. En nada se parecen y, sin embargo, el interés por innovar y aprender las une. Cada una es un ejemplo de buena práctica, un modelo del que aprender.
Confitería Vidal es en su sector un paradigma de empresa innovadora. Su línea de pastelería tradicional convive con nuevas elaboraciones, abiertos a nuevos sabores. «Todo el equipo se implica, como cuando hicimos el nuevo postre con queso de La Peral», explica Emilio Vidal.
Anualmente, el obrador organiza su producción en tres temporadas: otoño-invierno, primavera y verano. Con su participación en InnoCámaras ejemplifican el espíritu por buscar nuevas herramientas que les ayuden a la mejora continua de su actividad.
«Pensamos en tener un listado con los valores nutricionales, de forma que pudiésemos informar a nuestros clientes de lo que comen y nosotros poder pensar en nuevos pasteles», comenta Vidal.
Y es que la teoría apunta a que con buen tiempo se prefieren preparaciones más suaves y se refieren las más contundentes en el invierno. Todo concluirá en una herramienta informática que deberán dar sus frutos en el futuro.
Aún no han terminado el proceso, pero se encuentran satisfechos por los resultados. «La formación de un pastelero es limitada y todo el proceso nos ha ayudado a tener más conocimiento de nuestro negocio», resume Vidal.
La necesidad de gestionar y tratar de mejorar afecta a todos los negocios, incluso una actividad que parece tan sencilla como un gimnasio. «La Cámara nos animó a participar y decidimos acudir para tratar de mejorar», explica Manuel Enjuto, del Gimnasio Milenium. Toda vez que la actividad deportiva ya se encuentra definida, su esfuerzo de innovación se centró en la gestión. «El trabajo con los consultores fue muy positivo, vimos nuevos campos de mejora», asegura Enjuto.
Así, se abordaron desde nuevas actividades, como cursos para colectivos profesionales, a mejorar la atención al cliente con aspectos que pueden resultar sorprendentes como cursos de idiomas. «El año pasado tuvimos dos franceses y tenemos algunos clientes que no hablan español», explica.
Además, se detectó la necesidad de mejorar los equipos informáticos para, por ejemplo, enviar información a los usuarios sobre actividades que pudieran interesarles.
Realidades diferentes
Un caso distinto es el de la empresa Council. Su propia actividad como consultora permitió que María Luisa de Miguel tuviese muy definido su proyecto de innovación: crear una plataforma electrónica para definir sus servicios de mentoring (que Harvad Bussines define como el ofrecimiento de consejos de una persona que tiene experiencia y habilidades en beneficio del desarrollo personal y profesional de otra persona).
«El proyecto se encontraba muy definido, para nosotros lo vital era que la consultora lo asumiese y lo desarrollase. Así fue y nos aportó muchas ideas», comenta De Miguel.
Los resultados alcanzados son espectaculares. «Trabajamos en este campo desde 2002. Antes teníamos entre 5 y 6 consultas a la semana. La plataforma lleva unos cuatro meses y tenemos más de treinta a la semana, con proyectos en toda España: Barcelona, Madrid, Navarra, Canarias», resume la empresaria.
Tal como esperaban las empresas participantes en este programa de la Cámara, internet les ha situado en el mundo demostrando que la innovación se encuentra abierta a todos, también a las pymes avilesinas.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS