«El Modelo Avilés no está en entredicho, pero nos preocupa que haya reestructuración»

Luis Heriberto Fernández, Daniel Rodríguez y Gonzalo Palomino en la sede de AFESA de la plaza Santiago López, que aún espera por el resto de mobiliario, que se mantiene en su anterior local en  El Quirinal. /
Luis Heriberto Fernández, Daniel Rodríguez y Gonzalo Palomino en la sede de AFESA de la plaza Santiago López, que aún espera por el resto de mobiliario, que se mantiene en su anterior local en El Quirinal.

Daniel Rodríguez mantuvo una reunión con el director general de Salud Pública y tras ella muestra su rechazo a introducir cambios en la atención

AINHOA PALACIO AVILÉS.

La Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias (AFESA) sigue preocupada por la continuidad de la atención psicosocial que se enmarca dentro del llamado Modelo Avilés en el área sanitaria de la comarca y por el futuro de los Equipos de Tratamiento Asertivo Comunitario (ETAC) en la ciudad. El presidente de AFESA Asturias, Daniel Rodríguez, ha mantenido una reunión con el director general de Salud Pública del Principado, Julio Bruno, en la que, según explicó Rodríguez, el propio Bruno garantizó que «bajo ningún concepto se pone en entredicho el modelo».

El director general de Salud Pública sí le habló del plan integral que espera tener aprobado la Consejería de Sanidad a finales de año, «con el que se pretende buscar una cartera común de servicios» en todo el territorio regional. «Por un lado nos garantiza que no va a cambiar nada, pero luego añade que va a haber una reestructuración», ante lo que la asociación se muestra preocupada.

AFESA espera poder contar con el documento que pretende tramitar la Consejería para hacer una valoración pero, mientras tanto , ya pide que se respete a opinión de los profesionales, de los enfermos y de las familias en las posibles reestructuraciones.

«Tenemos una gran preocupación, porque creemos que nos les gusta el Modelo Avilés», comentó el presidente regional de la asociación, que recalcó que «no puede haber un enfrentamiento, lo importante es que si se hacen cambios estos tienen que ser con consenso». De ahí que insista en que se respete también «la opinión de los profesionales, que tienen mucho que decir». A juicio de Daniel Rodríguez, psiquiatras, usuarios y familiares son «tres patas fundamentales».

El presidente de AFESA también tiene claro que desde la entidad que dirige se «respetan todos los modelos, pero los usuarios no pueden estar pendientes de las luchas de las distintas escuelas psiquiátricas», y menos cuando los plazos no están claros.

Resultados

La asociación insiste en que «si tienen que poner en marcha un plan, tienen que escuchar antes a los psiquiatras y a los pacientes también», porque, según mantiene el máximo responsable de esta entidad de familiares de enfermos basándose en la experiencia, el Modelo Avilés les garantiza «grandes posibilidades, recaen menos y tienen menos ingresos hospitalarios, lo que supone un ahorro para la Administración». Aunque, todo ello sin poner en entredicho otras aproximaciones a los pacientes de enfermedades mentales que se ponen en marcha en otros puntos de Asturias.

Por otro lado, Rodríguez explicó que durante su reunión que ha mantenido recientemente con Julio Bruno se abordaron dos cuestiones fundamentales para la asociación. «Nos han puesto encima de la mesa dos intervenciones que siempre reclamamos, pero está claro que no pueden incluirlas si a la vez se elimina el Modelo Avilés». Por el momento, «la idea que tienen es la de incluir la psicoeducación y la posibilidad de habilitar pisos de acogida, como el que existe en Gijón», dos aspectos que exigen las familias desde hace tiempo.

No obstante, Rodríguez también se mostró preocupado por las nuevas medidas y sus posibilidades de implantación, y recalcó que «nadie nos engaña, porque sabemos que estamos en un momento de crisis y si no hay recursos...». No obstante, lo que sí señaló es que esperan que, ahora que entrará en funcionamiento un nuevo centro en Oviedo, «se pueda sacar alguna convocatoria pública de empleo para que se cubran las plazas necesarias».

AFESA tiene claro que «lo que funciona bien deben mantenerlo», así como que los nuevos responsables en relación a Salud Mental en el Gobierno del Principado «llegan de Gijón, Cangas y Luarca, por lo que quizá no tengan en cuenta tanto otros modelos como el que desarrolla en Avilés, porque ellos tienen sus maneras», apuntó el presidente de la entidad. No obstante recalcó nuevamente que «nosotros respetamos todas las escuelas psiquiátricas, pero para introducir cambios tienen que tenerse en cuenta a profesionales, enfermos y familiares».

«Sistema referente»

Los responsables de la asociación en Avilés, también se han mostrado preocupados por el futuro de este modelo de intervención psicosanitaria. Luis Heriberto Fernández aseguró que «somos escépticos y desconfiamos de ese plan integral», principalmente porque «aquí tenemos un sistema que funciona muy bien, es la estrella, el referente y algo necesario para las personas con trastornos graves». Como si aún hiciese falta poner sobre la mesa los beneficios que tiene para los pacientes, recordó que «consigue que hablen, los motiva, permite que se integren en la sociedad, se pueden acoplar a actividades y cursillos, incluso a buscar un trabajo». Su postura, que comparte el presidente de la asociación, Gonzalo Palomino, es clara y rotunda: «no podemos renunciar a ello».

Los familiares resumen que «el ETAC es un modelo que se aplica con éxito, no decimos que lo otro sea malo, pero tenemos miedo de lo que suponga esa reestructuración» por si les quita servicios que ahora ya consideran imprescindibles para sus familiares enfermos.

¿Y el futuro? Los representantes de AFESA recuerdan las declaraciones del director de Servicios Sanitarios del SESPA, José María Fernández, a LA VOZ. El psiquiatra explicó entonces que el Modelo Avilés «no se va a suprimir en esta legislatura», pero termina en diez meses y los familiares de los enfermos siguen con la idea de que en 2015 se modificará la atención en Oviedo y al año siguiente la de Avilés. Porque nadie les ha explicado lo contrario, y Fernández prefirió no hablar de 2016 indicando que las elecciones son el próximo año, y el panorama político del Principado podría ser bien distinto para entonces.

Ahora, el director general de Salud Pública habla de un plan integral «que se pondría en marcha en dos años, principalmente porque creemos que la consejería se mueve en claves técnicas», y teniendo en cuenta que Bruno explicó en el transcurso de la reunión con AFESA que «algunos cambios serán 'ya', pero no sabemos de qué plazos estamos hablando».

En ese sentido, Rodríguez recordó que «en mi primera entrevista con los nuevos responsables del Principado me dijeron que no habría prevalencia de ningún modelo, que no se impondría ninguno». Por el momento han paralizado las posibles movilizaciones en defensa del Modelo Avilés « Vamos a dar un plazo, para que llamen y ver claro qué quieren hacer, que se nos comunique qué se va a hacer, que no sea impuesto y que sea lo que todos crean más oportuno», finalizó.