Gozón y Corvera, los concejos que menos 'separan' de la comarca

Camiones de Cogersa en el vertedero de Serín. /
Camiones de Cogersa en el vertedero de Serín.

En Castrillón el volumen de residuos de recogida selectiva ha seguido descendiendo en el presente ejercicio

J. GONZÁLEZ AVILÉS.

Gozón y Carreño siguen siendo los dos concejos de la comarca que menos reciclan. En el primer caso, durante el primer trimestre de este año los gozoniegos tiraron a los contenedores azules 11,4 kilos de residuos, a los verdes 12,3 y a los amarillos 8,4. Los corveranos hicieron lo propio con 14,6 kilos de papel, 8,6 kilos de vidrio y 6,5 de envases.

El menor número de contenedores y la mayor dispersión de la población en ambos casos se apunta como una de las posibles causas de que en los dos concejos las cifras sean inferiores a las que se dan en Avilés o Castrillón. De hecho, sus cifras sólo son ligeramente superiores a las que se dan en un municipio rural como Illas.

El caso de Castrillón, en cambio, es especialmente llamativo por el hecho de que es el único de la comarca -junto a Illas- en el que el volumen de residuos recogidos por los servicios de Cogersa ha seguido descendiendo en el primer trimestre de este año.

Así, en el caso del papel, ha pasado de generar cada castrillonense una media de 18,9 kilos de papel y cartón en 2013, a los 17,6 kilos de este año. En el caso de los envases, se ha pasado de 8,8 a 8,4 kilos por cada vecino, mientras que en los contenedores verdes cada habitante de Castrillón ha depositado una cantidad sensiblemente inferior a la del pasado año, al pasar de 13,5 -la cifra más alta de la comarca- a los 11,2 kilos de la actualidad, por debajo de los 12,3 de Avilés.

Aún así, el concejo castrillonense es en el que menos se ha notado el descenso de la recogida separada de residuos durante los años de la crisis. Así, en el caso de los envases y el vidrio se ha observado un incremento aparejado al del crecimiento de la red de contenedores distribuidos por todo el concejo, de 71 contenedores amarillos y verdes en 2008 se ha pasado a 90 y 96, respectivamente. Pero, además, el descenso drástico en el volumen de papel y cartón recogido en los contenedores azules de Avilés o Corvera, no ha sido tan acusado en el caso castrillonense. En concreto, de los 19,88 kilos de este tipo de residuos que se retiraron en 2008 se ha pasado a los 17,6 que de media, se han recogido en el primer trimestre del presente ejercicio.

En el caso de Corvera, la evolución negativa ha sido más evidente, pues en 2008 cada corverano generaba en torno a 21 kilos de papel al año frente a la actual media de 14,6 kilos. En el caso del vidrio, además, el incremento no ha sido tan evidente como en otros casos, y de los 5,26 kilos por habitante que se recogían al inicio de la crisis se ha pasado a 8,6 pese a haber incrementado el número de contenedores en casi un 50%, al pasar del medio centenar de 2008 a los 70 de la actualidad. Las cifras son aún más discretas en el caso de la recogida de envases, puesto que en el mismo periodo de tiempo se ha pasado de una media de 5,91 kilos por habitante a los 6,5 kilos de la actualidad, y ello pese a que la red de contenedores ha crecido en una proporción similar a la del vidrio, hasta un total de 72.