La nueva unidad de la Escuela de 0 a 3 de El Quirinal ya está en obras

Educación prevé abrir un nuevo periodo de matriculación en el momento en que el edificio esté concluido

Y. DE LUIS AVILÉS.

Las obras para dotar a la Escuela de 0 a 3 de El Quirinal de una nueva unidad ya están en marcha. Las previsiones pasan porque en diciembre o en enero puedan estar concluidos los trabajos con los que se está adecuando la antigua casa del conserje del centro a este nuevo espacio educativo. Será entonces cuando la Concejalía de Educación abrirá un nuevo proceso de matriculación.

Según explicó la concejala responsable del área, Yolanda Alonso, en función de las solicitudes de matrícula que se reciban se decidirá la edad a la que se destinará esta unidad. Podría ser para niños con edades comprendidas entre 1 y 2 años, o para los que tengan entre 2 y 3. No obstante, teniendo en cuenta los datos de matriculación en otros procesos, la concejala consideró que esta clase podría ser mixta, contando con niños de edades que irían desde los 1 a los 3 años.

Los trabajos están siendo financiados íntegramente por el Ayuntamiento, que cuenta para la ejecución de las obras con trabajadores del plan de empleo y también de la Fundación San Martín. Con esta nueva unidad se pretende dar respuesta a parte de la demanda que se ha quedado sin plaza en el periodo de matriculación del pasado mes de junio.

En este sentido, la concejala valoró la decisión anunciada el martes por la Consejería de Educación de crear un consorcio en el que participen los ayuntamientos asturianos para la gestión de estos centros. «Con la situación actual, sin financiación por parte del Gobierno central, era complicado crecer e insostenible que lo soportaran los ayuntamientos, ahora el consorcio con aportación por parte del Principado permitirá crecer en función de las necesidades».

Para Yolanda Alonso, «el nuevo consorcio también permitirá dar estabilidad al sistema y al personal». La Consejería de Educación iniciará ahora la tramitación de la ley necesaria para poner en marcha esta nueva institución supramunicipal y se concretará la aportación que hará cada ayuntamiento de cara al mantenimiento de los centros que existan en cada municipio.

La concejala también destacó que sigan participando los ayuntamientos en la gestión, «porque participaremos en los órganos de dirección y aportaremos el valor que da la proximidad, es decir, la información directa sobre las necesidades de estas escuelas», señaló. Alonso opinó que de las fórmulas que permite la nueva ley de la administración local, «la del consorcio es la mejor, porque nos permite seguir teniendo la capacidad de aportar a los planes de estos centros, si sólo hubiese sido una transferencia de la Consejería para las escuelas, los ayuntamientos no tendríamos nada que decir».