El juez del Niemeyer pide más datos para decidir si imputa a las consejeras

Abogados que participan en las diligencias del Caso Niemeyer, en los Juzgados de Avilés.. /
Abogados que participan en las diligencias del Caso Niemeyer, en los Juzgados de Avilés..

El titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Avilés no descarta todavía la comparecencia de Ana González y Dolores Carcedo

FERNANDO DEL BUSTO

El Juez Instructor del Caso Niemeyer ha solicitado más información antes de decidir sobre la petición de imputación de las consejeras de Economía, María Dolores Carcedo, y la de Educación y Cultura, Ana González, que además es la presidenta de la Fundación del Centro Niemeyer. Es una de las decisiones que figuran en el auto remitido ayer a las partes en el que resuelve sobre diferentes escritos presentados en las últimas semanas.

En su decisión, asume la ampliación de la denuncia formulada por la Fundación del Centro Niemeyer a principios de octubre y que se traduce en la imputación del que fuera subdirector del Centro Niemeyer, Joan Picanyol, y el que fuera el director de Producción, Marc Martí. En la resolución no se fija la fecha para que declaren, ya que antes deben incorporarse a los autos diferentes pruebas documentales presentadas por la Fundación. Ello no impide que esas personas «quieran hacer uso de su derecho a declarar, lo que deberán manifestar a través de su representación procesal».

Imputación de la consejeras

Como se recordará, la petición de la imputación de María Dolores Carcedo y Ana González había sido formulada por el que fuera primer secretario de la Fundación del Centro Niemeyer, José Luis Rebollo, en un escrito presentado el pasado 6 de octubre y que cuenta con un informe favorable de la fiscalía.

En su respuesta, el magistrado recuerda que la imputación de ambas políticas implicaría la pérdida de competencia para el juzgado «por su condición de aforadas», sin que en el escrito presentado por Rebollo «existan indicios suficientes» para tomar esa decisión. No obstante, el magistrado recuerda que José Luis Rebollo plantea diferentes pruebas documentales y acuerda solicitarlas para tener la información suficiente con la que poder decidir posteriormente sobre la imputación o no de las consejeras.

La Fundación del Centro Niemeyer rechazó expresamente estas pruebas, sin que su criterio sea asumido por el magistrado. No obstante, abre la puerta a que algunas de sus propuestas se analice una vez que se disponga de la información planteada por Rebollo, como es la declaración como testigos de diferentes empleados de Viajes El Corte Inglés.

En concreto, Ricardo Badás demanda la documentación presentada por Rebollo en el patronato del 20 de junio de 2012, «especialmente los tomos relativos a información económica-financiera y el acuerdo alcanzado con el 90% de los acreedores de la Fundación». También reclama que la Fundación del Niemeyer remita las actas notariales cruzadas entre la entidad y José Luis Rebollo, además del acta de la entrega de los documentos de Rebollo a la Fundación».

Otra prueba documental requerida son todos los correos electrónicos intercambiados entre Miguel Argüelles y Francisco Fernández Viesca, que fuera director general del Niemeyer. Además solicita a la consejería de Cultura toda la información y escritos remitidos a ese órgano por Rebollo, además de todos los expedientes de contratación sobre las actividades del Centro Niemeyer e informar sobre los expedientes de justificación de las subvenciones. A partir de ahí, el magistrado decidirá sobre las diferentes peticiones de imputación y de declaración de nuevos testigos formuladas por el primer secretario de la Fundación, entre ellas las dos consejeras.

El auto, en cambio, rechaza las peticiones formuladas por la acusación popular de Foro Asturias, «dada la generalidad de la petición de investigación del procedimiento de contratación del contenido del Centro Oscar Niemeyer». El magistrado también espera a que se aporte diferente documentación antes de decidir si María José Mochales, la profesional encargada en un primer momento de llevar la contabilidad del Centro Niemeyer, es citada como testigo. En esa situación se encuentran otras personas que aparecen en los diferentes escritos presentados por las partes del proceso.