Los premios del Colesterol recaen en el doctor Escribano y Manuel Busto

Por la izquierda, Jesús Bernardo; Román Antonio Álvarez, Juan Manuel Martínez y Sabino González. /
Por la izquierda, Jesús Bernardo; Román Antonio Álvarez, Juan Manuel Martínez y Sabino González.

La cofradía gastronómica reconoce también la trayectoria del empresario Tomás Casado, la Autoridad Portuaria y Gonzalo Casielles

FERNANDO DEL BUSTO

Los avances en la nutrición deportiva y ejemplos para la sociedad son los dos ejes de la nueva edición de los premios anuales de la Cofradía del Colesterol que este año enriquece su nombre añadiendo 'Bueno, HDL', para despejar cualquier duda, si la hubiera, de su compromiso con la salud. Los galardones se entregarán el próximo 15 de noviembre, sábado, en una gala que se celebrará en el Auditorio de la Casa Municipal de Cultura con entrada libre para todo el público que quiera acudir, según explicó ayer el presidente de la Cofradía del Colesterol Bueno HDL, Sabino González. El doctor Jesús Bernardo, presidente del jurado, presentó los galardones del este año. El reconocimiento HDL Colesterol Bueno recae en dos personalidades bien diferentes: el doctor Antonio Escribano Zafra y el deportista asturiano Manuel Busto Fernández.

Cinco premiados

Bernardo presentó al doctor Antonio Escribano Zafra como uno de los «mejores nutricionistas del mundo». Actualmente es responsable de nutrición de la Real Federación Española de Fútbol, encargándose de todas las categorías, y miembro de la comisión de Nutrición y Hábitos Saludables del Comité Olímpico Español. También es responsable de nutrición de la Federación de Baloncesto.

De sus aportaciones, el doctor Bernardo destacó la creación de las papillas nutricionales que aplicó a los jugadores del Sevilla durante su etapa en el club andaluz. Posteriormente se han generalizado. «Descubrió que, si en la mitad del partido, los jugadores recibían un aporte de hidratos de carbono sin que masticasen, su rendimiento aumentaba como si no se hubiesen disputado esa primera parte», resumió Jesús Bernardo. Los buenos resultados de las papillas contribuyeron a su generalización entre los equipos de elite.

Aunque ayer no se había confirmado, la Cofradía del Colesterol Bueno HDL intenta organizar una conferencia del doctor Escribano aprovechando su presencia en la ciudad. «No se prodiga y es una oportunidad que no podemos perder», apuntó el doctor Bernardo.

El segundo de los premios HDL Colesterol Bueno recae en el piragüista Manuel Busto Fernández, diez veces campeón del mundo en la modalidad de maratón, vencedor del Descenso del Sella. Con este reconocimiento se quiere poner en valor lo que «es un verdadero ejemplo para la juventud por su tesón, esfuerzo, sacrificio y vida sana», explicó Jesús Bernardo.

Además se concederán dos 'Mandiles' de la Cofradía con los que se quiere reconocer a personas e instituciones destacadas de la comarca. Uno de ellos recaerá en la Autoridad Portuaria de Avilés, «por su importancia en la economía avilesina, que no siempre es tenida en cuenta», señaló el presidente del jurado.

El segundo mandilón recae en el músico Gonzalo Casielles Camblor, como homenaje a su aportación a través del Conservatorio Municipal de Música de Avilés y de distintas asociaciones corales de la comarca, según señala el acta del jurado.

El premio Toda una vida recae este año en el empresario Tomás Casado Martínez. Jesús Bernardo recordó cómo «partiendo desde cero su trayectoria humana y profesional y su implicación con el tejido de la comarca han permitido la creación y el mantenimiento de miles de puestos de trabajo». El concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, felicitó a la Cofradía gastronómica por la nueva edición de sus galardones, elogiando su capacidad para superar las dificultades.

 

Fotos

Vídeos