Los alcaldes de la comarca recuerdan a Alcoa el apoyo recibido y reclaman su continuidad

Por la izquierda, Eduardo García Díaz, de Illas, Iván Fernández, Pilar Varela, Ramón Artime y Yasmina Triguero, ayer en Avilés. /
Por la izquierda, Eduardo García Díaz, de Illas, Iván Fernández, Pilar Varela, Ramón Artime y Yasmina Triguero, ayer en Avilés.

Avilés, Castrillón, Corvera, Gozón, Carreño e Illas solicitan una entrevista conjunta con el ministro de Industria sobre política energética

FERNANDO DEL BUSTOAvilés

La comarca mostró ayer su unidad para defender la continuidad de Alcoa en Avilés y reclamar un marco energético estable que despeje incertidumbres a las empresas con grandes consumos energéticos. No en vano compañías como ArcelorMittal y Asturiana de Zinc cuentan con la energía como uno de sus principales costes, según recordó ayer Pilar Varela, alcaldesa de Avilés, junto con sus homólogos de Castrillón, Yasmina Triguero, Corvera, Iván Fernández, y Gozón, Ramón Artime. Alberto Tirador, alcalde de Illas, no pudo acudir a la comparecencia, siendo representado por su primer teniente de alcalde, Eduardo García. De la misma manera, compromisos previos impidieron la asistencia de Ángel Riego, alcalde de Carreño, aunque transmitió su respaldo a los demás municipios.

Los regidores transmitieron un mensaje de solidaridad hacia los trabajadores de Alcoa, al tiempo que reclamaron la continuidad de la empresa en la ciudad recordando el compromiso de las administraciones con la compañía en momentos tan difíciles como las inundaciones de 2010. «No sólo hubo ayudas del Principado, los ayuntamientos también perdonamos una parte importante de impuestos a la empresa para facilitar su continuidad», recordó la regidora.

Precisamente aseguró cómo «el esfuerzo que hicimos entonces nos legitima para poder hablar con la empresa y reclamar su continuidad, también para dirigirnos al Ministro de Industria».

Varela, que ayer habló con el alcalde de A Coruña, que le transmitió un mensaje idéntico de apoyo a la planta existente en su concejo, destacó que todos los alcaldes de la comarca habían solicitado una entrevista conjunta con el Ministro de Industria, José Manuel Soria, para transmitirle la inquietud por la situación de Alcoa y la ausencia de un marco regulatorio estable. «Desde la supresión de la tarifa G 4 en 2009, la falta de competitividad por los costes energéticos es real para las empresas. Hoy es Alcoa, pero mañana este problema lo sufrirá Asturiana de Zinc o ArcelorMittal. Rechazamos que los trabajadores sean quienes sufran estas consecuencias», indicó.

«Retirar el expediente»

«No sé si la empresa lanza un órdago con este anuncio o no, pero lo que no se puede hacer es jugar con la incertidumbre de las familias y los trabajadores», aseguró la alcaldesa avilesina.

Pilar Varela recordó que la plantilla de Alcoa tenía una edad media de 36 años, por lo que el posible despido era una medida de gran dureza para la economía de la comarca. «Tenemos que hacer todos los esfuerzos para que se retire el expediente y encontrar una solución que asegure la competitividad de la empresa», afirmó la alcaldesa avilesina. Pilar Varela destacó que aunque la presencia física de la empresa sólo afecta directamente a Avilés y Gozón, «sus trabajadores se encuentran en toda la comarca». En esta línea, la regidora avilesina recordó cómo a lo largo de la semana pasada los diferentes ayuntamientos comarcales habían aprobado por unanimidad sendas mociones en apoyo a la plantilla de Alcoa y reclamando un marco estable para los costes de la energía en España.

Además, subrayó que el fondo del problema son los costes energéticos «que afectan a todas las empresas de la comarca».

Varela también expresó su sorpresa por el giro de la situación, ya que «la semana pasada, cuando hablamos con los sindicatos de Alcoa, nada hacía pensar en que la dirección adoptaría una decisión de estas características».

Tras la intervención de la regidora avilesina, el resto de alcaldes comarcales se expresaron en una línea similar.

La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero, aseguró que esa situación es la «consecuencia de política energéticas que desmantelan la industria. El mecanismo de subasta impide la planificación de las inversiones. El Estado no defiende un sistema energético que es estratégico para mantener la industria. España es el tercer país de Europa con al energía más cara y las industrias energéticas ganan el doble».

Triguero considera que Alcoa es la primera pieza que cae en un proceso «que afectará a todo el norte de España».

«Que diga sus intenciones»

Por su parte, el alcalde de Gozón, Ramón Artime, solicitó a la empresa «que deje de jugar al gato y al ratón; lleva dos o tres intentos. Hablando se entiende la gente y, si tiene otras intenciones, que lo diga».

Ramón Artime denunció la falta de consideración de la empresa con sus trabajadores, ya que «no se puede jugar así con las familias». El regidor gozoniego desveló que, cuando el director de la fábrica de Avilés, le comunicó ayer por la mañana el cierre «casi lloro. Una cosa así no se piensa de la noche a la mañana, cuando haces un viaje un poco largo siempre lo planificas con antelación; esto no es algo que surge de un día para otro», opinó.

El alcalde de Corvera, Iván Fernández, destacó la unidad de los alcaldes comarcales para apoyar a los trabajadores de Alcoa. «Lo que ahora toca es salvar la fábrica, a partir de ahí habrá que exigir un marco regulativo estable para la energía», aseveró. Iván Fernández consideró que, en momentos como el actual, es cuando «los alcaldes tenemos la oportunidad de que una de nuestras prioridades es trabajar por el empleo».

Eduardo García Díaz, primer teniente de alcalde de Illas, subrayó finalmente que la unidad de los municipios de la comarca tenía por objeto «defender a los trabajadores de Alcoa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos