La Semana de Música Religiosa incluye estrenos de piezas en su XXXVIII edición

La Escolanía de Covadonga interpretará por primera vez una misa escrita por el Reverendo Padre Guzmán

C. DEL RÍO

Con un presupuesto igual de ajustado que en ediciones precedentes, a pesar del ligero aumento de la aportación municipal, básicamente la única que reciben, la Semana de Música Religiosa es capaz de mantener su «gran prestigio» y de incluir interesantes novedades entre los cinco conciertos que componen su XXXVIII edición, que comenzará el próximo 21 de marzo.

De su calidad habló ayer el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, y de las novedades, su coordinador, José María Martínez, organista de Santo Tomás de Cantorbery. Para Martínez la principal, la «grandísima novedad», llegará el mismo día del comienzo de la Semana, con la interpretación del 'Lucenario. Himnos al amanecer y al atardecer' de Miguel Manzano, «una obra preciosa, con coro a cuatro voces mixtas, alternando con coro gregoriano». Explicó que era costumbre en las catedrales que el organista intercalara una pequeña improvisación entre pieza y pieza. La obra no dará margen a una improvisación como tal pero sí emulará ese espíritu e incluirá glosas entre los himnos del gregoriano. Aclaró que se interpretará solo la mitad de la obra porque entera duraría dos horas y media.

El órgano correrá a cargo de Judit Helvia y Delia Manzano, dirigidas por Bernardo García Bernalt y acompañadas por el Coro de Cámara de la Universidad de Salamanca, que también interpretarán 'Toccata para la incensación' y el 'Canto de loa-Coral', también de Miguel Manzano.

El lunes, 23 de marzo, actuará el organista Juan de la Rubia; el miércoles, día 25, Izumi Kando; y el viernes, día 27, la Escolanía de Covadonga traerá otra de las novedades del programa, el estreno de la Misa a la Virgen de Covadonga del Reverendo Padre Guzmán, que por primera vez se tocará entera. «Litúrgicamente exige que no se hagan el Gloria y el Credo, que se meterán entonces al final», explicó José María Martínez. En el marco de este concierto actuará Juan Manuel Morán, «un chaval muy joven y que apunta maneras».

La XXXVIII edición concluirá el 29 de marzo con la actuación del organista Pablo Taboada Jiménez, en cuyo repertorio ha incluido la 'Introduktion Passacaglia und Fugue', de Max Reger, una «música muy fuerte» y difícil de tocar «porque se necesitan veinte dedos en cada mano», añadió Martínez.

Román Antonio Álvarez destacó el «plus y la marca de calidad» que la celebración de la Semana de Música Religiosa aporta a Avilés que «trasciende a la ciudad y a la región». Asimismo, José María Martínez agradeció la colaboración de todas las entidades, incluso las que debido a la coyuntura económica se han caído, y a los «músicos y amigos» que se adaptan a las posibilidades económicas y hacen posible un programa «muy interesante».

Todos los conciertos serán gratuitos y se celebrarán en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos