«La actualidad no me sirve de inspiración, me distrae»

El compositor Javier Krahe. /
El compositor Javier Krahe.

Compositor y cantante

C. DEL RÍO

Menos locuaz que sobre el escenario, Javier Krahe es parco en palabras al otro lado del hilo telefónico. Al fin y al cabo, lo que tiene que decir lo rima y lo canta. Son sus canciones poemas urbanos que casi narra delante de un micrófono entre los que intercala anécdotas y bromas, casi tan celebrados por su público como sus temas. La última vez que Krahe se dejó caer por la comarca fue en 2011, en Piedras Blancas con 'Toser y cantar' (2010) aún reciente. La 'deuda' con Avilés se remonta varios trabajos atrás, así que habrá material nuevo para compartir con sus seguidores en compañía de Javier López, a la guitarra, Fernando Anguita, al contrabajo, y Andreas Prittwitz, en la sección de viento. Será en el pub Santa Cecilia, el sábado 18, a las 21 horas. El precio de las entradas, que se pueden adquirir en Discos Elepé, el Café Lord Byron y en el portal de internet www.epticket.com, cuestan 20 euros anticipada y 22, en taquilla.

-¿Tiene preparado algún repertorio para el concierto del sábado?

-No lo tengo pensado pero como si lo tuviera. Me manejo con unas 35 canciones, de las que hago veinte.

-Cuenta Krahe historias de amor y otras mundanas en sus canciones. ¿La efervescente actualidad le sirve de inspiración?

-Al revés, me distrae. Yo me pongo a escribir una historia de que conozco a una chica y vamos al parque, y la realidad se va a meter en esa historia. Pero cantar que se presentan ahora unas elecciones no me apetece nada.

-¿Trabaja en estos momentos en alguna composición?

-Se supone que uno siempre está creando.

-Se supone, pero ¿lo está?

-No.

-Tiene lo más parecido a una enciclopedia dedicada en internet, la 'Krahepedia'.

-Eso me han dicho. Nunca he entrado. ¿Para qué? De lo que he hecho yo me acuerdo, no sé para qué voy a entrar.

-¿Tampoco en su cuenta oficial de Facebook, siempre actualizada?

-Entré una vez en mi vida porque me lo dijeron. Luego nunca más.

-¿Reniega de internet? De ahí también podrían salir historias de amor.

-Me entiendo con las nuevas tecnologías en un grado elemental. Los elementos de las canciones de amor siempre son los mismos aunque cambien los años.

-¿Y de otras temáticas?

-El otro día pensaba sobre cómo escribir una canción como escriben ahora los adolescentes. Pero si lo hago, al cantar no se notaría. Y para qué voy a hacer eso. Me desinteresé del asunto.

-¿Le queda algo por contar y cantar?

-Bastantes cosas.

-¿A qué no le ha puesto rima todavía?

-No se lo voy a decir.

-Esa actitud burlona de sus letras, ¿la emplea en su día a día?

-Sí. Debe ser la edad, también es cosa de familia.