Juan Ignacio González regresa con 'Cuando enero fue pasto de las llamas'

Juan Ignacio González, ayer en la Factoría Cultural. /
Juan Ignacio González, ayer en la Factoría Cultural.

«Te lo pueden quitar todo, pero no el derecho a la esperanza», manifiesta el autor en la presentación de su nuevo poemario

J. F. GALÁN

Ex portavoz de Los Verdes en Asturias, ex miembro de la ejecutiva federal de Equo y actual coportavoz de esta formación política en Asturias, Juan Ignacio González también cultiva las letras. Ayer presentó en la Factoría Cultural su sexto poemario, 'Cuando enero fue pasto de las llamas', el libro que marca su regreso a la actividad literaria tras un extenso paréntesis iniciado en el año 2004.

Adopta el título del segundo de sus poemas y según explica el autor, expresa que «cuando todo se ha derribado, cuando nada queda en pie, queda la esperanza». ¿Y por qué enero? «Porque es el primer mes del año. Cuando al principio todo se quemó y nada quedó bien, la esperanza vino a la orilla. Yo la reivindico, me niego a eliminarla y a reconocer que no podemos dejar una sociedad más esperanzada para el futuro», añadió.

Once años después del inicio de sus largas vacaciones poéticas, «siento desasosiego al ver que todo lo que se había construido lo derrumban y lo queman. Te lo podrán quitar todo, pero no el derecho a la esperanza», recalcó el autor.

El libro, que abre la nueva colección 'Poetas de la cruz' de la editorial La Cruz de Grao, se suma a la colección literaria de Juan Ignacio González, mierense afincado en Gijón y profesor del departamento de Sociología de la Universidad de Oviedo en el área de Trabajo Social y Servicios Sociales. En su obra también figuran libros como 'Otros labios acaso', 'Arte adivinatorio' y 'El cuaderno de la ceniza'.