Sepides vuelve a sacar a la venta 16 parcelas del PEPA con precio rebajado

Vista general de parte de las parcelas que Sepides enajena en este nuevo proceso ante el posible interés en del mercado por suelo industrial. /
Vista general de parte de las parcelas que Sepides enajena en este nuevo proceso ante el posible interés en del mercado por suelo industrial.

Se trata de terrenos distribuidos en la falda de Valliniello, donde trece parcelas se destinan a uso industrial y tres a terciario

FERNANDO DEL BUSTO

SEPIDES, la división de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) dedicada a la gestión de suelo industrial, ha iniciado el proceso para la venta de un total de 16 parcelas en el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). Las fincas se distribuyen en la falda de Valliniello, si bien la mayor parte de ellas ocupan el ámbito denominado APR E3, más conocido como el antiguo Parque Lobos.

El nuevo proceso de enajenación de suelo industrial se inició hace dos meses, con la segunda rebaja de precios respecto a los fijados en la última venta, tanto para el suelo industrial como el de servicios. Si en el anterior proceso el suelo industrial se vendía a un precio de 165 euros el metro cuadrado, en esta ocasión se registran rebajas de hasta el 38% en las fincas que salen al mercado, como sucede en la parcela de 7.500 metros cuadrados situada entre el vial norte y la Avenida del Aluminio, que se venderá a 102,92 el metro cuadrado. El precio del suelo industrial en APR E3 es de 142,11 euros, lo que implica una reducción del 13,87%, y en el caso de la finca de 14.140 metros cuadrados del ámbito APR E2 la bajada alcanza los 129,19 euros, lo que implica una disminución del 21,70%. La reducción del precio también afecta al suelo terciario, donde pasa de 225 euros el metro cuadrado a 213,68 en este proceso, lo que supone una bajada del 5,03%.

Las parcelas ofrecen diferentes superficies. La mayor es una finca de 14.140 euros para uso industrial en APR E2. El terreno en AD 3 es de 7.500 metros cuadrados y las parcelas industriales en APR E3 andan entre los 1.003,56 metros la más pequeña a los 1.623,30 metros de la mayor. En este ámbito, las tres parcelas para el sector servicios ocupan una superficie de 2.731,60, 3.901,79 y 3.951,71 metros.

Desde SEPIDES se explicó ayer que la reducción de los precios se debe al resultado de las última tasación de los terrenos antes de iniciar el proceso de venta. Un portavoz de la empresa pública recordó que «todo el proceso de enajenación se encuentra regulado. Es un proceso muy estricto. Es necesaria una tasación previa de los solares que, en este caso, ofrecen una reducción del precio respecto al último proceso».

El posible interés de empresas por ampliar o iniciar su actividad puede ser el catalizador para iniciar este proceso con el que el Parque Empresarial Principado de Asturias vuelve a poner suelo industrial en el mercado.

Aprovechar la recuperación

El inicio de la venta busca aprovechar los indicios de reactivación de la economía. Las condiciones de la venta dan prioridad a la creación de empleo frente a la oferta económica. En la subasta, los aspirantes a los terrenos deberán presentar una oferta de carácter técnico en la que explicarán tanto el empleo que se creará, como la inversión prevista, los plazos de ejecución y el respeto al medio ambiente.

El pliego de bases establece que la creación de empleo obliga a contratos de dos años de duración, dando preferencia a colectivos con especiales dificultades para acceder al mercado laboral.

Todos estos aspectos se ponderarán según diferentes baremos, donde el más importante es la creación de empleo. Aquellos que no alcancen el mínimo recogido en las bases quedará excluido del proceso. Además, las condiciones que se oferten serán vinculantes y en el caso de incumplimiento, SEPIDES se guarda el derecho de rescindir el contrato.

Una vez analizadas las ofertas técnicas, se valorarán las proposiciones económicas. Desde la inmobiliaria pública, que informa de la enajenación en su portal web, recoge la posibilidad de un aplazamiento de pago, donde se fija un tipo de interés del Euribor más el 3,5%.

La convocatoria también determina unos plazos máximos que debe cumplir el adjudicatorio de las parcelas. Desde la firma de la escritura, deberá solicitar licencia de obras en un máximo de seis meses. Los trabajos de construcción de las naves deberán empezar, también como máximo, hasta seis meses después de obtener la licencia. Y la construcción deberá alargarse, como máximo, durante dos años.

Una vez terminadas las obras, la compañía dispondrá de un máximo de seis meses para iniciar su actividad y esta deberá mantenerse, como mínimo, durante tres años.

El proceso para presentar las ofertas se mantendrá abierto durante un plazo de dos meses. Esto implica que se cerrará a finales de agosto. A partir de ahí, la adjudicación podría realizarse entre septiembre y octubre.

En el caso de que no se presenten ofertas para este proceso, se mantendrán las condiciones de adjudicación durante un año. Aunque no se establecerá un proceso de subasta, el pliego recoge la posibilidad de adjudicar las parcelas de forma directa manteniendo, como mínimo, las condiciones de la convocatoria.

El anterior proceso de adjudicación de parcelas se realizó hace dos años. En esa ocasión, no se concretó ninguna operación de compra, en parte por la situación que atravesaba la economía española.

Algunas de las fincas que salen en esta subasta, como el terreno de AD 3 se encuentra limítrofe con los terrenos del Parque Tecnológico de Avilés Isla de la Innovación, con lo que puede ser un aliciente para captar inversiones. No se puede olvidar que SEPIDES se ha comprometido desde el principio con Isla de la Innovación como una forma para impulsar el desarrollo del Parque Empresarial Principado de Asturias y esta oferta de suelo industrial es una oportunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos